Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

¡Otro Quintana!

Dayer2

(Por Carlos A Duarte)

Sí, así es. A falta de su hermano Nairo quien prepara la Vuelta a España en tierras boyacenses, Dayer, el menor de los Quintana, les ha dado palo a los europeos en la etapa reina del Tour de Austria con final en el innombrable puerto de Kitzbüheler Horn, uno de los más duros del mundo.

hotn

Este puerto semeja en dureza al Monte Zoncolán en Italia

Ha ido en la fuga del día, y a 6 kilómetros de meta aguantaba con ventaja de 15” sobre sus perseguidores Guillaume Levarlet, Francis de Greef y 1’:15” sobre el pelotón, y que a falta de 4 kilometros se reducía a los 40”. Finalmente ha entrado con 54” frente a Damiano Caruso (una tontería que no lo mandaran al Tour de Francia a ayudar a Peter Sagan quien se ha visto solo) y a Peter Kennaugh (una paradoja que no pudiera lucir por tierras inglesas en el Tour, su maillot de campeón nacional de ruta del Reino Unido).

De esta manera disipa las dudas sobre sus calidades ciclistas y legitima su contratación en el equipo de su hermano mayor, quien puede sentir en carne propia el orgullo que nos producen sus triunfos. También venga de cierta manera a su hermano frente a Kennaugh quien acabó casi que toda la diferencia de Quintana sobre Froome bajando el Pailheres camino de Ax 3 Domaines en el Tour del año pasado (¡un saludo a quienes creen que el 1’50” que Nairo metió bajando el Stelvio al pelotón del Giro se debe a que es un bajador del otro mundo!).

La de hoy  es su primer victoria como profesional y lo consigue en una prueba HC (Leer ¿Cuáles son las categorías de carreras profesionales?). Si se le compara con su hermano no queda muy mal: ambos obtuvieron su primera victoria como profesionales a los 22 años, pero Dayer lo hace en su primer año de profesional y en una prueba de más categoría. Recuérdese que Nairo ganó la Vuelta a Murcia (2.1.), fue la primera de sus seis victorias ese año (2012) 

Ya habrá tiempo para conocer más de su historia. Es probable que también fuese con Nairo en bicicleta hasta el Colegio Alexander von Humbolt y serán pequeñas las diferencias con el camino al triunfo de su hermano, pero de seguro está atravesado por las mismas necesidades. Esas mismas que tanto añora Bernard Hinault para sus compatriotas que no ganan el Tour hace 28 años y no pisan su podio desde 1996.

Hay que recordar por lo pronto una triste historia que demuestra lo difícil que es obtener patrocinio para los ciclistas en Colombia. Contaba alguna vez Nairo que cuando ganó el Tour del Avenir en 2010 pidió apoyo a un alto Oficial de la Policía Nacional para montar un equipo de jóvenes boyacenses. Ese Oficial, de seguro un amante del ciclismo, se rebuscó alguna opción en la institución pero advirtió que sólo podía patrocinar si los corredores eran miembros de la Policía, y la forma para que lo fueran era incorporarse como bachilleres.

El equipo funcionó muy bien en un comienzo, pero la pérdida de la protección del “padrino” llevó a que Dayer y demás compañeros de penuria terminaran patrullando las calles de Tunja como auxiliares de policía.

Por ahora celebrar el triunfo de una familia que tiene vicios de dinastía, y darle el “en hora buena” a don Luis y doña Eloisa porque sus muchachos les quedaron bien hechos