Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Balance de la primera semana del Giro

PIC461477833

(Por Albamo)

La primera semana  del giro transcurrió muy rápido, un recorrido caracterizado por las etapas llanas y de media montaña, con un solo  un final exigente en Montecopiolo  que poco aportó a destrabar  la clasificación general. El mal tiempo fue el principal protagonista, pues dejó fuera de combate a varios de los llamados a luchar por el podio, así fue como Purito, Martin y Scarponi resignaron las pretensiones que tenían de luchar por las posiciones de honor. Otros que sin hipotecar sus aspiraciones  salieron  maltrechos, buscaron minimizar las pérdidas que pudieran tener y se encaminaron a recomponer en las próximas semanas la partida que venían dispuestos a jugar.

Nos encontramos con Cadel Evans, un líder que se ha mostrado sólido y respaldado por un equipo fuerte y compacto, ¿le alcanzará para aguantar la embestida de los escaladores  en esa infernal última semana que contará con seis etapas de gran montaña? Sus 57 segundos sobre Urán y 1 minuto y 47 segundos sobre Nairo parecen no ser suficientes, deberá  tratar de aumentar la diferencia en la contrarreloj entre Barbaresco y Barolo, si quiere mantener una distancia  que le permita afrontar con posibilidad de éxito ante unos rivales que lucharán por desbancarlo de  tan privilegiada posición.

Pero bueno miremos como ha sido esta primera  semana para los colombianos,  demasiada expectativa creada desde que se conoció el recorrido y los nombres de los escarabajos que se alinearían dispuestos a hacer historia.  Nunca antes tantos compatriotas se presentaron en la  Corsa Rosa con reales posibilidades de  triunfar o de lograr posiciones destacadas.

Nairo Quintana: Llegó sin ritmo y su falta de competencia se notó,  las caídas  y la debilidad del equipo crearon inquietud entre todos sus fanáticos, pero pienso que debe darse por bien servido con una diferencia que no es difícil de remontar,  si su estado de forma evoluciona  como sería natural dentro del proceso que su equipo le confeccionó. La única duda que me asalta es el poco respaldo que ha encontrado de parte de unos gregarios que  se han visto disminuidos por las múltiples caídas que los han afectado.

Rigo y Nairo controlando a sus rivales

Rigo y Nairo controlando a sus rivales con los ojos puestos en la 3a semana

Rigoberto Urán: Despejando las dudas que habían quedado después de su participación en La Tirreno-Adriático y en Catalunya,  inteligente, atento, reiterando que es un especialista en las grandes citas, sin duda estará en la lucha por las mejores posiciones del podio.

Julián Arredondo: Ya no es una revelación sino la confirmación de un talento que estuvo escondido en el lejano Oriente y que  por la miopía de quienes manejan el equipo de Coldeportes no fue posible  verlo en el Giro desde del año pasado. Es una lastima que la mala suerte lo haya privado de disputar las posiciones de Honor en esta  prueba, pero con seguridad brillará en las duras etapas de montaña que se avecinan.

La mala suerte impidió que Arredondo luchara por la general

La mala suerte impidió que Arredondo luchara por la general

Sebastián Henao: Que gran promesa es este muchachito, no se equivocaron los del Sky cuando apostaron por él.  No se ha dejado intimidar por el recorrido ni por sus ilustres rivales y todo lo que consiga será una inversión para un futuro que se muestra muy prometedor.

Winner Anacona: Bien en su papel de gregario y mostrándose cuando ha podido, se conocía que este era su rol en esta prueba y es posible que en los días por venir busque nuevamente  una fuga que le proporcione  la oportunidad de disputar una etapa.

El Team Colombia: Cumpliendo a lo que vinieron, se han mostrado, han luchado, han buscado las fugas y han formado parte de todas ellas, y seguirán intentándolo para lograr esa anhelada victoria que es otro de sus objetivos y que  les ha sido esquiva desde el año anterior.

Fabio Duarte: Siempre despertará más dudas que certezas, bien preparado para una cita que podría ser la más importante de su vida. Se le ha notado bien físicamente pero ha fallado inexplicablemente en los momentos que tenía que estar al frente, sus técnicos le han disculpado pero las excusas no han convencido. Lo positivo de haber sido desplazado de los mejores lugares de la clasificación general es haberlo liberado de una responsabilidad que siempre parece pesarle, y quizás pueda darle la oportunidad de luchar por la victoria de etapa tan urgida por su equipo.

La dirección del Team no me ha convencido, parece que se limita exclusivamente a indicarles que estén pendientes de las fugas y que se involucren en ellas, en esto han tenido éxito, pero da la impresión que no hay la planificación suficiente. Esto quedó evidenciado en la etapa que culminó en Sestola: se sabía que era un día donde la fuga que tomará vuelo tenía muchas posibilidades de culminarla con éxito, los equipos se encuentran a estas alturas un poco resentidos y al ser un final de cuesta muy tendido, una gran batalla no se iba a librar, era el momento de escoger al hombre indicado y la opción tenía que ser un escalador. Desde que se inicio la etapa muchas fugas se gestaron y otras tantas se frustraron, siempre el común denominador fue la presencia en ellas de Leonardo Duque, el  hombre con menos posibilidades dadas las condiciones de la etapa. ¿Sería coincidencia? o algo que se esta mostrando de forma reiterada y es una deficiencia en la parte técnica  que no corresponde  a los altos honorarios que les son sufragados.

En resumidas cuentas el balance es positivo y las aspiraciones están intactas  en un Giro donde las emociones están por comenzar, la primer semana ha dejado una sabor que no ha satisfecho todos los paladares por  la ausencia de confrontación entre los líderes, que quizás los protagonistas no han  querido librar hasta encontrar las condiciones físicas y el campo  de batalla más propicio para poderlas entablar.