Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

COCHISE: El ídolo de toda una generación

Cochise 2

(Por Albamo)

Pese a transcurrir tantos años, aún recuerdo las lágrimas que corrieron por mis mejillas ese primero de noviembre de 1962, los reproches y burlas de mis familiares y amigos no eran la causa de la gran tristeza que embargaba mi infantil corazón. Yo era un espécimen raro en la Bogotá de entonces, nadie podía entender como un mocoso rolo podía ser hincha de un paisa en plena época de guerra ciclística entre Cundinamarca y Antioquia, y ese día un cundinamarqués (Roberto “Pajarito” Buitrago) arrancó de un tajo mis sueños de ver coronado a quien sería a lo largo de los años mi gran ídolo desde la infancia hasta la adultez: Martín Emilio Cochise Rodríguez Gutiérrez perdió por ocho segundos esa Vuelta a Colombia, pero daría inicio a una leyenda que aún medio siglo después lo tiene presente como el mas importante deportista Colombiano del siglo XX.

A los 20 años fue 2° en la Vuelta a Colombia
Doña Gertrudis quedó viuda en 1942 a los pocos días de haber dado a luz a Martín Emilio, pero su cálido y recio temperamento propio de las matronas antioqueñas forjó el carácter de quien estaba destinado a llevar mas allá de nuestras fronteras el mensaje de que en Colombia existía un ciclismo importante y dispuesto a dar la lucha por la hegemonía en el continente.

Rigoberto Urán y Cochise, identificados por su calidad
y su buen sentido del humor. Foto de @uranrigoberto
Era un ciclista singular, su portentosa presencia física que intimidaba al pelotón contrastaba con su jovialidad y gran sentido del humor, era querido y respetado por sus rivales y aun hoy es adorado por la afición.

El mejor pistero colombiano
de la historia
Sus proezas como ciclista son suficientemente conocidas: es el mejor pistero en la historia del ciclismo colombiano. Récord de la hora y múltiples victorias en la persecución, desde campeón nacional hasta mundial son parte de su palmarés. Sólo una medalla olímpica (que no tenía pierde) le fue negada cuando algunas personas (que ya no merecen ser nombradas) lo denunciaron por practicar un profesionalismo marrón, que era la norma para los ciclistas de la época.

En sus tiempos con Bianchi
Pero su riqueza como ciclista no lo confinó a la pistas, en tiempos de grandes trepadores escaló como el mejor; su triunfo en cuatro vueltas a Colombia y muchas otras en el exterior le sirvieron para abrir las puertas del todopoderoso ciclismo profesional europeo.

Ser contratado a los 30 años como gregario en tiempos que la longevidad de los ciclistas no era mayor, podría parecer un muro infranqueable para un ciclista del común, pero no para Cochise, quien no solo cumplió con creces la labor de escudero de su gran amigo Felice Gimondi. sino que calidad le sobró para rubricar con triunfos su paso por el pedalismo rentado. Victorias en etapas del Giro de Italia y en grandes premios como el de Camaiore y el Baracchi fue la estela que marcó el sendero para los escarabajos que habrían de seguir sus pasos.

Estas líneas no pretenden ser un relato biográfico de este gran campeón, es un humilde homenaje para quien logró ser el ídolo indiscutido de toda una generación de colombianos, que han visto en él no solo al gran deportista sino a un ser humano excepcional, y quien hoy se encuentra recluido en un hospital victima de la inconciencia de un irresponsable motociclista que lo atropelló fracturándole la cadera.

Desde aquí le enviamos un mensaje de solidaridad y los mejores deseos por un pronto restablecimiento.