Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

El daño irreparable a Sergio Henao

Sergio Henao

Por: Eddy Jácome

@eddyjacome

 

La UCI ha hecho oficial el fin de la investigación sobre el pasaporte biológico de Sergio Henao concluyendo que no existen motivos para proceder con una sanción. No hay duda de que se trata de una muy buena noticia tanto para el corredor como para el ciclismo colombiano en general que ya no resistía otro problema de dopaje internacional este año.

Ahora bien, sigue siendo un sabor agridulce, una situación con sentimientos encontrados pues para Sergio Henao el daño ya está hecho. Por sus características y su ubicación jerárquica en el Team Sky son pocos los objetivos reales en la temporada a los que puede aspirar: Flecha Valona, Giro de Italia y en menor medida Vuelta al País Vasco. En lo que resta de calendario posiblemente se encuentre factores que condicionen su capacidad de brillar a título propio, algo que se antoja necesario cuando se habla de un corredor de las capacidades de Sergio. En Tour de Francia o Vuelta a España tiene líderes claros e incluso es difícil que llegue a ser una segundo espada – como si iba a ocurrir en el Giro de Italia – teniendo presente los nombres de Christopher Froome y Geraint Thomas . Las Clásicas de las Ardenas ya son cosa del pasado, tan solo el Giro de Lombardía mantiene un prestigio y perfil que encaja con sus condiciones pero se encuentra demasiado tarde en la temporada para un corredor que inicia en forma desde Enero. Por último los Juegos Olímpicos aunque presentan un recorrido idóneo para su explosividad padece el mismo problema de jerarquía, aunque en una menor medida en comparación con su equipo, con nombres como Nairo Quintana, Esteban Chaves o Rigoberto Uran.

Adicionalmente el comunicado de absolución que emite la UCI es ambiguo, no transmite en realidad ningún parte de tranquilidad sobre los valores anómalos de quienes son nativos o entrenan durante largos periodos de tiempo en altitudes considerables ni asegura que no vuelva a ocurrir lo mismo con Sergio u otro corredor de condiciones similares. Tampoco explica el por qué decidieron investigar formalmente si ya habían recibido toda la información producto del trabajo hecho por el Team Sky y su experto académico cuando no tenían ninguna prueba nueva en contra, con lo cual es claro que se llegaría a la misma resolución de inocencia. Poco tiene que ver el equipo con la doble suspensión provisional; en la primera ocasión se trataba de una decisión normal tras una condición compleja en su pasaporte biológico y en la segunda cumplieron una de las cláusulas – utilizada por la mayoría de los equipos de primer nivel – incluidas en el contrato que firma el ciclista, consecuencia de las medidas tomadas por la UCI.

Serán varios los años de plenitud que le resten a Sergio pero lo cierto es que los malos procedimientos del ente rector del ciclismo – el mismo que nunca actuó frente a los múltiples casos de dopaje en la estructura Astana – le han quitado oportunidades únicas de conseguir triunfos de máximo prestigio durante dos años. Por ahora nadie asume responsabilidad y quizá haga falta una medida legal de parte del propio ciclista para que eso suceda, de lo contrario seguirá siendo el ciclista el único perjudicado con las reiteradas malas decisiones de los dirigentes del ciclismo.