Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

El desprecio al Ranking Continental II

(Por El Forastero)

(Leer la primera parte: Inasistencia a otras carreras)


Además de decisiones tan absurdas como dejar de ir al campeonato panamericano o programar el campeonato nacional de manera que no dé puntos UCI, la Federación también muestra desconocimiento, desinterés o simplemente desprecio por el ranking continental al no organizar más que una carrera dentro de este calendario (y en ocasiones lo ha hecho de manera que no puntúe).
Nos regodeamos al saber que somos el único país latino con un equipo de categoría profesional continental, con 8 corredores en el World Tour (El próximo año serán 13), con más de 50 victorias UCI al año o con ser los terceros del ranking UCI mundial por países; pero si miramos el calendario del UCI America Tour de los últimos años, vemos a Colombia rezagada en la organización de carreras y sobrepasada por países con mucha menos tradición ciclística y menor robustez económica.  Este es el número de carreras que en los últimos años son o han sido UCI en América (Sin incluir Estados Unidos):
  • Brasil: 7  (Río, Paraná, Garavatí, Sao Paulo, Copa América, Santa Catarina, Interior de Sao Paulo)
  • Canadá: 4  (Beauce, Delta, Alberta, Sanguenay)
  • Guatemala: 2 (Guatemala y Mundo Maya)
  • Bolivia: 2  (Bolivia y Sur de Bolivia)
  • Puerto Rico: 2  (Puerto Rico y San Antonio)
  • Venezuela: 2  (Venezuela y Táchira)
  • Uruguay:  2   (Uruguay y Rutas de América)
  • México: 2     (México y Chiapas)

En esos mismos años, Colombia ha tenido una o ninguna, y casi todas las excusas que puedan sacar los directivos (dificultades económicas, de patrocinios, logísticas, organizacionales…) quedan en nada al ver que Guatemala y Bolivia sí lo logran a pesar de que sus dificultades son mayores que las nuestras, felicitaciones para ellos.  

 
¿Qué se puede hacer?
 
La primera idea que surge es elevar a categoría 2.2 a la segunda carrera más importante del país: El clásico RCN, que por tradición, palmarés y dureza puede equiparar su nivel competitivo con la vuelta a Colombia.  Es una excelente idea que ojalá se consolidara, pero el propio director de la carrera no muestra el menor interés.  Para él, la prueba ya es suficientemente grande:
Palau
Subir el clásico RCN a categoría UCI no es ni la propuesta más económica ni la menos compleja de cuantas pueden hacerse.  Sería más fácil, por ejemplo:
 
1. Organizar una clásica 1.2 unos pocos días antes de la Vuelta a Colombia, aprovechando la presencia de los equipos extranjeros que ya están aquí.
 
2.  Elevar a 2.2 algunas de las mejores carreras departamentales de 4-5 días (Vuelta a Antioquia, Vuelta al Valle, Vuelta a Boyacá…).  el 90% del esfuerzo logístico ya está hecho.  El recorrido debe con alguna etapa plana para atraer a los equipos extranjeros para que busquen su victoria parcial.  Podría incluso agruparse dos de estas vueltas para que participaran los mismos equipos extranjeros, tal cual se agrupan Omán y Qatar, por ejemplo. 
 
3.  Organizar un tríptico de clásicas 1.2, en el espacio de una semana (Domingo-Miércoles-Domingo), dejando alguna con escasa o nula montaña para estimular la presencia de equipos extranjeros que tengan reales probabilidades de la victoria o al menos de podium.  En tres clásicas se ganan más puntos UCI que en toda la vuelta a Colombia, y organizarlas vale mucho menos.  Incluso podrían ser cuatro, como suelen encadenarse algunas clásicas en Italia (Sábado-Domingo, Sábado-Domingo).  El mejor ejemplo de agrupamiento coordinado de pruebas nos lo presenta Argelia, con nueve pruebas UCI en un solo mes:
Argelia
 
4. Organizar una vuelta 2.1 o 2HC de 5-7 etapas la semana siguiente (O anterior) a otras carreras del mismo nivel que ya están en el continente (San Luis, California, Utah, Colorado…), de manera que se pueda aprovechar que equipos de primer nivel ya están en América.  Suena complicado, pero Argentina ya lo logró, y fue más difícil para ellos.  Para 2014 el tour de San Luis tendrá 9 equipos World Tour, que de regreso a Europa podrían pasar por Colombia
 
5. Subir la Vuelta a la Juventud (sub23) a categoría 2.2U. Esto sería muy atractivo para los países que quieren emerger
 
6.  Con el mismo presupuesto de hacer una vuelta a Colombia de dos semanas, hacer dos carreras de una semana, separadas unos pocos días en el calendario.  El doble de puntos UCI por el mismo dinero.
 
Esperamos que la federación no sea tan miope y se lance a llevar a cabo estas iniciativas, que  garantizarían no solamente ganarse el ranking continental por corredores, sino que podría estimular el ganárselo por equipos, ya que la presencia de 5 o más carreras UCI en el calendario nacional estimularía a algunos de los grandes equipos amateur del país a subir a la categoría Continental, porque tendrán un objetivo al alcance, fácil de cumplir, sin necesidad de salir del país y con la posibilidad de recibir invitaciones a participar en todas las pruebas del calendario.  


Continuar leyendo la tercera parte:  El Ránking de equipos