Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

El Giro de Italia le apuesta a la montaña

18

(Por Albamo)

Por fin llegó la hora cero y comenzó el Giro, mucha tinta ha corrido y demasiado se ha hablado desde el pasado 7 de Octubre cuando en Milán se presentó la 97a edición de la Corsa Rosa. Los organizadores,   fieles a su política de los últimos años, le apostaron a un recorrido eminentemente montañoso, asunto que no ha sido del gusto de un importante sector de la prensa y afición europea, quienes lo consideran repetitivo debido a la gran cantidad de finales en alto que pueden conducir a aletargantes etapas que terminan definiéndose en el último kilómetro.

Para la mayoría de los colombianos esto no es un problema, independientemente del ritmo o la calidad de las batallas que se pudieran presentar queremos ser testigos de etapas con altas dosis de montaña, mas aún teniendo a nuestros escarabajos como protagonistas de primer orden.

Diez etapas con finales en alto es todo un récord en la historia del Giro y así también serán numerosas las oportunidades de los ciclistas colombianos de confirmar las virtudes que los han hecho sobresalir en las cimas más prestigiosas del pedalismo europeo. Empecemos pues a darle una mirada a este exigente recorrido que nos conducirá hasta Trieste este próximo 1º de Junio.
Después de tres días en Irlanda y una etapa llana de regreso a la península, la 5ª etapa entre Taranto y Viggiano finalizará con un doble paso por Viggione, un puerto de 4ª categoría bastante tendido que servirá para que los escaladores comiencen a calentar las piernas antes de las citas que afrontaran en los días por venir.

 

Una extensa 6ª etapa entre Sassano y Montecassino incluye al final un premio de 2ª categoría, apenas un poco más exigente que el del día anterior y quizás con los mismos protagonistas.

La 7ª etapa con un final para embaladores será el preludio de la 8ª entre Foligno y Montecopiolo, primera cita para los escaladores llamados a buscar las posiciones de privilegio en este Giro y que puede dejar damnificados entre aquellos que hayan llegado un poco cortos de forma, será un premio de 2ª y dos de 1ª categoría de pendiente media en los últimos 40 kms, siendo su parte mas exigente las rampas del 13% próximas a la meta.
La 9ª etapa entre Lugo y Sestola culmina luego que los pedalistas escalen un largo y tendido ascenso con algunos tramos exigentes en la mitad del premio de montaña, pero solo lo suficiente para que lo cataloguen como de 2ª categoría.
Las etapas 10ª y 11ª son de transición y le brindarán la oportunidad a los velocistas de buscar una victoria parcial, antes de afrontar los 41.9 kms del la CRI de la 12ª etapa que fue recortada y adicionada con unos ascensos, hechos que probablemente incidieron en la decisión del Movistar de enviar a Quintana al Giro, al aumentar el hándicap a su favor.
El día 13 de carrera será otra oportunidad para los hombres rápidos, mientras los escaladores ahorran energías para hacerle frente a la etapa 14ª entre Aglie y Oropa, escenario mítico donde Indurain y Ugrumov decidieron el Giro de 1993.

 

En Oropa, Ugrumov estuvo a punto de quitarle el giro 1993 a Indurain

 

Son tres premios de montaña en la parte final, uno de 2ª y dos de 1ª donde se destacan los últimos 7 kms de la etapa con una media cercana al 8%.

La etapa 15 se desarrolla entre Valdengo y Plan di Montecampione, recordado puerto donde Pantani se deshizo de Tonkov y aseguró el Giro de 1998.
En Montecampione, Pantani decidió a su favor el Giro de 1998

 

Esta jornada contempla un extenso llano de más de 200 kms antes de afrontar los 19.4 kms al 7.5% de este mítico puerto, muy similar a varios que encontramos en la geografía colombiana y que podría adaptarse a las condiciones de nuestros escaladores.

En la etapa 16ª vuelve a programarse la jornada entre Ponte di Legno y Val Martello que fue anulada en el 2013 por pésimas condiciones meteorológicas, solo nos resta esperar que este año el clima sea mas benigno y podamos en solo 139 kms. apreciar por primera vez enlazados los durísimos Gavia y Stelvio (que será nuevamente la cima Coppi a sus 2.758 sobre el nivel del mar), seguidos de sus vertiginosos descensos antes de encarar el Val Martello, un poco menos exigente que los anteriores pero que con el desgaste acumulado puede pasar factura a mas de uno de los aspirantes a luchar por los puestos de Honor.
La etapa 17ª le brinda un respiro a los participantes otorgándole una nueva oportunidad a los embaladores que han logrado sobrevivir a tanta montaña, los coloque al frente de la etapa 18ª que conduce de Belluno al Refugio Panarotta y los regrese a la realidad haciéndolos cruzar por el paso de San Pellegrino en camino a Valdusanga con sus 18 kms finales al 8%.
A pesar de los 7.5 Kms iniciales llanos, los 19,3 kms. restantes de ascenso Contrarreloj al Monte Grappa con una media del 8% hacen de la etapa 19ª una de las mas duras y decisivas, algunos lo comparan con el Mont Ventoux, pero dentro del contexto especialmente montañoso de este Giro lo considero mucho más exigente.

Como colofón a este rudo recorrido, la etapa 20ª nos presenta un tríptico que se inicia con el paso del Pura y finaliza con el temido Zancolan, lugar de grandes batallas y donde el último vencedor fue Igor Antón, hoy gregario de lujo de Nairo Quintana.

 

Igor Antón vención en solitario en el Zoncolan en el Giro 2011

 

El Zoncolan tiene una longitud de 10 kms con una pendiente media del 12%, siendo su parte intermedia de 6 kms la más dura con un promedio del 15% y rampas de hasta el 22%.

El paseo de la victoria será en Trieste a orillas del Adriático, los velocistas darán el espectáculo final de un Giro diseñado para escaladores, y donde toda una nación espera que sus eternos embajadores puedan cumplir el sueño de triunfar en una prueba hecha a medida de los trepadores colombianos. Tengo la certeza que los Quintana, Urán, Duarte, Arredondo y nuestros demás gladiadores lucharan y dejaran en las carreteras hasta la última gota de sudor para lograr que ese sueño se convierta en una dulce realidad.