Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

El regreso de la primavera ciclística

1280px-botticelli-primavera

Doña Primavera de aliento fecundo,
se ríe de todas las penas del mundo

¡Salid a encontrarla por esos caminos!
¡Va loca de soles y loca de trinos!

Doña Primavera de manos gloriosas,
haz que por la vida derramemos rosas
Gabriela Mistral

Para numerosas culturas, antiguas y recientes, la llegada de la primavera es un acontecimiento vital, quizá entre los más importantes del año, que se ve reflejado en sus creencias, su arte y sus costumbres. Esta es fecha de celebraciones, rituales y fiestas que fortalecen el tejido social y su identidad cultural.

Con el inicio de la primavera, la vida parece renacer: los cuerpos de agua se descongelan, las plantas que perdieron sus hojas desde antes de la llegada del invierno vuelven a reverdecer y florecer, y con ello atraen a poblaciones enteras de animales que habían huido a climas más cálidos o habían hibernado. La vida, que parecía haberse detenido, estalla en multidud de formas y colores, regresan el sol, el calor y los días más largos.

Foto: GiantAlpecin.com

Foto: GiantAlpecin.com

Por ello, la primavera suele ser usada como metáfora del amor, la juventud, de todo aquello que está en desarrollo, camino a su plenitud, de todo aquello que desborda energía y optimismo, y de todo aquello que ha tenido una obligada pausa debido al invierno y regresa a la vida tras ese receso. Ese es precisamente el caso del ciclismo, que ve terminar su temporada mundial entrado el otoño con el Giro de Lombardía (la clásica de las hojas muertas) para hacer un receso de más de cinco meses hasta que el equinoccio de primavera señale la llegada de la Milán – San remo.

No desconocemos que hoy en día existen competencias ciclísticas todos los meses del año, pero el ciclismo creció, se desarrolló y creó su historia y su leyenda en Europa, y por lo tanto se rigen por el calendario del hemisferio norte.

El regreso de las clásicas de primavera es esperado por miles de aficionados Foto de PelotonMagazine.com

El regreso de las clásicas de primavera es esperado por miles de aficionados
Foto de PelotonMagazine.com

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.

Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil…
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.

Antonio Machado

En la mitología rumana existe el personaje de Baba Dochia, que representa “la impaciencia de la humanidad por la llegada de la primavera”. Para los aficionados al ciclismo, la Baba Dochia se refleja en esa ansiedad (durante el invierno) porque llegue el mes de marzo para volver a disfrutar de la gran temporada de clásicas que comienza con la Omloop Het Nieuwsblad (OHN) y finalizan con el cuarto monumento: Lieja-Bastoña-Lieja, al final de abril, poco antes de la primera gran vuelta, el Giro de Italia.

Durante la primavera y al final del invierno se corren también pruebas por etapas y otras clásicas, pero muchas de ellas son tomadas por los corredores de élite como preparación para objetivos más importantes (por ejemplo Algarve y Andalucía) y por lo tanto no pueden equipararse en importancia. La primera carrera del año que es considerada como un objetivo prioritario en sí misma y que es luchada fieramente por corredores de primer nivel es la OHN, y a partir de allí comienzan dos meses de intenso ciclismo épico, el que tanto nos gusta. Las siguientes son las principales clásicas de primavera:

Calendario Clásicas

El mito de Perséfone fue la explicación que los griegos dieron a la primavera. La doncella, raptada por el dios del inframundo para que fuera su reina, regresaba a la superficie para pasar con su madre seis meses al año, y era tanta la alegría de estar juntas que la tierra reverdecía, florecía y se llenaba de vida en esos seis meses.

Celebremos entonces que llegó la primavera: Perséfone está de vuelta, nuestro Baba Dochia ha terminado y comienza un nuevo año de muy buen ciclismo. Brindemos por esa alegría

Con la primavera
Viene la canción,
La tristeza dulce
Y el galante amor.

Con la primavera
Viene una ansiedad
De pájaro preso
Que quiere volar.

No hay cetro más noble
Que el de padecer:
Sólo un rey existe:
El muerto es el rey.

José Martí