Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

El Team Colombia retrasa sus pagos – Entrevista a Víctor Hugo Peña

Peña

(Por El Forastero)

La infortunada noticia ciclística del mes es la demora en los pagos a los corredores del Team Colombia, una situación que ya se había vivido los dos años anteriores. Para comprender bien por qué se da esta situación contactamos a Víctor Hugo Peña, quien hizo parte del equipo en su primera temporada

Buenos días, Victor Hugo. Bienvenido a La Ruta del Escarabajo
Buenos días, gracias por esta oportunidad.

Para entender este problema con los pagos de salarios cuéntenos primero: ¿De quién es el Team Colombia? ¿Quién es su dueño?
El equipo hay que verlo así: El dinero es del Gobierno, que lo entrega a través de Coldeportes, del Ministerio de Cultura o de quien sea, pero ante la UCI, el equipo es de una sociedad deportiva. Cuando uno va a solicitar una licencia para un equipo no la solicita con el nombre del patrocinador sino que hace el proceso siguiente: Yo hago una sociedad, solicito una licencia y la UCI pregunta ¿quién es su patrocinador? Yo le digo que es X. Entonces me pide un contrato firmado con ese patrocinador, una lista de corredores aptos, una estructura administrativa, una experiencia que demuestre que yo sí sé manejar un equipo y un aval bancario en el caso de que no pueda aún certificar el dinero de patrocinio.

En este caso, el equipo es de Colombia pero el representante ante la UCI es Claudio Corti y su sociedad.

¿No es una situación desventajosa?
Quizá lo sea, pero es la manera en que se maneja el tema. Muchas veces vemos que los patrocinadores se van pero la estructura del equipo continúa con otro patrocinador.

¿Qué tan enterados suelen estar los ciclistas del presupuesto de un equipo y la manera en que se ejecuta?
Nada de nada. Se supone que uno como ciclista no tiene por qué saber. Casi siempre los mánager de los equipos le llaman la atención al corredor y le dicen “Dedíquese a pedalear”, entonces uno se concentra en entrenar, competir, dar resultados y esperar a tener contrato el año siguiente.   Además, ¿cómo van a permitir que unos muchachos se les meta a la oficina? ¿Cómo permitirían que un muchacho sepa que se está pasando un presupuesto pero se está ejecutando de otra manera? Esa es información confidencial de los equipos.

¿Pero alguien hace algún tipo de seguimiento?
Eso debería hacerlo el dueño del dinero, el patrocinador, pedir cuentas, revisar los libros, exigir facturas… Pero en este caso es un ente gubernamental y está claro que no lo están haciendo.  Además, el dinero no es del funcionario que debe hacer el control sino del Estado y ese personaje puede tener más funciones a las que le dará prioridad ¿Qué garantía puede uno tener de que se esté haciendo ese control?   Ninguna.

¿Existe dentro de Coldeportes alguien que haga interventoría a la manera en que se ejecuta el presupuesto?
Claro que existe, o debería existir, pero el problema es que ese funcionario que hoy está en ese cargo, mañana puede ser trasladado y remplazado. Incluso el director de Coldeportes puede cambiar como sucedió con Clopatofski. Yo en realidad no creo que les duela lo que sucede, ellos no pierden el sueño porque los muchachos del Team lleven seis meses sin sueldo. El director de Coldeportes ahí está con su campeonato nacional de motonáutica sin responder a estas inquietudes y a todos los mensajes que le han mandado.

¿El cambio de director mejoraría estas situaciones de incumplimiento?
No del todo.  Un problema adicional es que, aunque un funcionario conozca los problemas internos del deporte como este de los pagos, no puede echárselos encima si son problemas de años anteriores, porque si yo pago esas deudas (En Derecho eso se llama “hechos cumplidos”), me voy derechito para la cárcel por pagar cosas que no eran mías. Los funcionarios están de alguna manera amarrados. ¿Desde dónde viene el nudo? Uno no sabe. ¿Quién no gira, quién no firma el cheque, quién no hace el favor, quién no ha pasado la cuenta? El lazo se puede romper por muchas partes

(N. del R: El abogado Carlos Arturo Duarte nos amplía este tema de los hechos cumplidos:

El problema de “hechos cumplidos” se refiere a un gasto ya realizado que no estaba en el presupuesto inicial aprobado. En dicho evento, un servidor público no puede realizar un acuerdo de pago, pues tratándose de recursos públicos cualquier acuerdo debe tener un soporte probatorio-documental y debe realizarse ante un Procurador Delegado y ante un Juez Administrativo, quien puede aprobarlo o improbarlo.

¿Qué tanto puede meter la mano el patrocinador en las decisiones del equipo?
La empresa patrocinadora confía en que el señor director de la sociedad deportiva sabe administrar el equipo de ciclismo, y sabe qué corredor llevar a unas carreras y a otras y cómo ejecutar organizadamente el presupuesto, así que no es habitual que el patrocinador intervenga, aunque se dan casos excepcionales como el de Oleg Tinkoff que sí interviene en las decisiones de su equipo.

Pero en el caso particular del Team Colombia, estamos hablando de un equipo que lleva tres años sin dar resultados. El equipo no ha dado los resultados para el dinero que vale, y en casos como esos el patrocinador sí debe intervenir y pedir una rendición de cuentas.

Sobre esto último vamos a volver más adelante (Merece una entrevista aparte) Por lo pronto dígame: ¿Qué papel tiene Claudio Corti en esta moratoria de pagos?
Echarle la Culpa a Corti es jodido, él estará moviendo sus contactos buscando solución. , Yo no defiendo ni acuso a nadie, pero sí tengo claro que la UCI debe conocer lo que sucede porque para eso le solicitan a un equipo el aval bancario. Si a los corredores no les pagan, si la queja llega a los oídos precisos, La UCI hace uso del aval, que es un dinero consignado en un banco suizo a modo de garantía para casos como estos.

La UCI viene de renovar la licencia del Team
Eso es algo que no entiendo. La UCI es un ente regulador y debe vigilar que el patrocinador pague y el representante dirija, ¿Cómo renueva la licencia a un equipo que no ha pagado? Puede ser que no saben o que de alguna manera en el equipo pudieron dar una disculpa y se la aceptaron. Esa es la razón por la cual los muchachos no denuncian, porque el primero que les brinca es Corti diciendo “no digan nada porque los primeros perjudicados son ustedes porque no nos dan licencia”.

Los muchachos están perjudicados por punta y punta
Exacto: Primero: No le pago, Segundo: si denuncia no nos dan licencia y se queda sin trabajo, o tercero: nos pueden dar licencia pero a usted por sapo no le renovamos contrato. El ciclista resulta siendo cómplice de su problema, y como sucede en otros equipos de Colombia, los muchachos dicen “No me pague pero déjeme seguir corriendo, lléveme a las carreras”. Muchos mánager se aprovechan de esa necesidad, así que reclamar este justo derecho es un arma de doble filo porque yo mismo por dar una queja me estoy quedando sin trabajo.

¿Cómo fue la situación en el año que usted estuvo en el equipo?
Fue igual, recuerdo que la situación que vimos fue que los desembolsos no salían en las fechas que inicialmente se acordaron y se retrasaban los pagos, incluso se perjudicaba la asistencia a competencias.

Los muchachos han estado activos en twitter poniendo la queja a Coldeportes, su director, Ministerio de Hacienda… ¿Es a ellos a quienes deben realmente dirigirse?
Yo les he dicho a ellos “Se pueden desbaratar esperando respuesta de Coldeportes”. ¿Ustedes creen que el director perderá el sueño porque Pantano dijo o Chalapud dijo? A quien hay que hacer el reclamo es a la UCI que es el ente rector. A ellos hay que escribir “no nos han pagado, nos deben cinco meses y encima ustedes les dan licencia y les aceptan la invitación al Giro de Italia.” Por otra parte, el Señor Corti (Muy educadamente, sin amenazas ni groserías) se tomó el trabajo de llamar a cada corredor que estaba escribiendo para recomendarle que no ventilaran la situación. Lo digo porque me llamó a mí, el Señor Corti tiene una deuda conmigo (que no tiene nada que ver con mis salarios con el Team, es una deuda personal por otro concepto) y yo también comencé a hacer ruido. Me dijo “Hombre, por favor, esté tranquilo que yo le voy a pagar su dinero pero tratemos de no hacer tanto ruido porque si la UCI se entera se perjudica el ciclismo Colombiano…”.  Yo no quiero perjudicar a nadie, solamente quiero tener la certeza de que me van a pagar y quiero que se solucione el problema de los muchachos.

En resumen, yo le digo a mis compañeros: “No escriban a la prensa, a la radio, a Coldeportes, ni al ministro porque se pierde ese trino, ese mensaje no hace eco. A quien hay que escribir es a la comisión de licencias, a la UCI”

¿Usted cree que el staff técnico también tiene retrasados sus pagos?
Eso sería muy interesante saberlo. Yo no creo que Corti juegue con ellos de la misma manera que con los ciclistas, porque a un masajista italiano o a un mecánico italiano no le importa nada que Colombia se quede sin equipo profesional o sin licencia, él si va haciendo el reclamo a la UCI.

¿Qué podrían hacer los muchachos, entonces?
Yo creo que deben apretar a Coldeportes o al MinHacienda, pero con la amenaza de perder la licencia UCI y toda la imagen negativa que esto podría traer. Hay que moverse diciendo que si no pagan sería una catástrofe para la imagen del ciclismo. ¿Qué más puede hacer el ciclista? No puede entrar en huelga ni decir “Como no me pagan, entonces no entreno” porque es peor, se perjudica más.

La solución tiene que ser inteligente pero tienen que utilizar la UCI. Si se enteran en la mañana que a los corredores no les pagan, por la tarde no tienen licencia, por ahí se puede hacer presión, meter miedo a que la UCI diga “Cortemos por lo sano, se quita la licencia a ese equipo”

Con todo el ruido, ¿No cree que la UCI ya conoce el problema?
Pero no oficialmente, lo conocerá de oídas, de rumores y eso no vale.

¿Qué otras implicaciones tiene una situación de retraso en los salarios?
Si uno es corredor y le deben tres meses de sueldo, uno es libre de firmar por otro equipo sin que me puedan detener ni cobrarme multa, y de todas maneras deben pagarme el salario. Están exponiéndose a que el equipo se desbarate desde adentro.

¿Cómo ve la situación de cara al 2015?
Soy pesimista, el equipo tiene que cambiar muchas cosas.  Ojalá no cometan el mismo error que con nosotros, llevándonos a Italia desde enero, a sufrir con esas condiciones climáticas que no permiten entrenar y teniendo que competir con los europeos adaptados a esos fríos.  Además, fíjese que van a llegar muchachos más inexpertos todavía, prácticamente los van a entregar a la boca de los leones.

Cuándo usted estaba en otros equipos, ¿No tuvo que entrenar en el invierno europeo?
Nunca.  Yo fui corredor de equipos europeos del máximo nivel (el USPostal, Phonak, Viitalicio, Unibet) y me pasé temporadas enteras en Europa con Santiago Botero, Félix Cárdenas e Iván Parra. A mitad de temporada nos sentábamos los cuatro y decíamos: “Hermano, si pudiéramos prepararnos en Colombia…” Pero cuando era invierno, a mí nunca me hicieron quedar en Europa un invierno. Los mismos directores me decían “¿Qué vas a hacer aquí en invierno? Vete para tu país y entrenas en el calor de tu país”.

En cambio los corredores del Team nos tuvimos que ir desde enero a mamarnos todo el frío del invierno.  Es que con ese frío uno no puede salir a entrenar. Puede salir a rodar en bicicleta unas horas porque es obligatorio, pero “entrenar” es otra cosa. Nadie puede entrenar, Los colombianos tienen que poner un sobreesfuerzo de voluntad y eso es muy jodido. Uno lo intenta dos o tres días y al día siguientes está nevando, al otro día cae aguanieve… y uno tiene que entrenarse todos los días para poder rendir.

Es que en Colombia el frío más bravo es el de Tunja a las 5:00 a.m, y sin embargo a esa hora salen a entrenar los boyacenses. Uno no sale a entrenar en Europa con -7°C , cuando se le congelan los párpados, las orejas y la nariz, cuando respirar duele.  Uno no está acostumbrado a eso. Entonces, se tira uno 5 o 6 días sin entrenar, y luego carrera el fin de semana, ¿y con qué preparación va uno a llegar?  Y luego se critica al corredor es, se dice que no son profesionales, no se han europeizado, tiene que aprender…  Esa no era la idea inicial de formar un equipo colombiano.

Además del tema de entrenar en invierno, ¿por qué otras razones afirma usted dijo que es pesimista frente a los resultados que puede dar el Team Colombia en 2015?
El problema es que el equipo perdió el norte. Fue creado con una intención muy clara y en el camino se ha desviado y está haciendo una cosa completamente diferente.  La verdad, no se trataba de inventar la rueda ni descubrir el agua tibia. Era hacer nuevamente lo que ya le había dado éxitos al ciclismo colombiano, era solo darle la continuidad a como quedó el ciclismo colombiano cuando se acabó el café de Colombia y el manzana postobón.

¿En qué consistía ese “Dar continuidad”?
Inicialmente, la idea nuestra era que fuese un equipo que estuviera en Colombia, se entrenara aquí, y tuviéramos esa persona en Europa que dijera: “Listo, les tenemos cuatro carreras en marzo”. Entonces nosotros nos vamos en marzo, corremos, competimos y regresamos. Tal y como hacen Nairo, Rigo, Betancur… que se entrenan en Colombia y corren allá [En Europa].

El objetivo era hacer lo mismo, pero con un equipo colombiano. Correr marzo-abril, regresarnos a Colombia, entrenar acá… si se consigue la invitación al Giro pues volvemos y corremos el giro, se regresaba, se corría la vuelta a Colombia…  Así el aficionado tenía la posibilidad de ver sus corredores como en el pasado vio a Lucho y a Fabio: Corrían el tour y también corrían la vuelta a Colombia, podían ver a su ídolo allá y acá. Todo eso, con un director colombiano que fuese un maestro para esos muchachos jóvenes. Un director como Álvaro Mejía, Oliverio Rincón, Henry Cárdenas, cualquier de esos señores gloriosos, uno que pudiera decirle a los muchachos “Yo me gané esa etapa, ahí ataqué y me gané el premio de montaña, yo aquí quedé quinto”. Un ex corredor con autoridad. Santiago Botero, por ejemplo. Ese era el director que estábamos esperando para el equipo, entonces no era nada nuevo. Era simplemente hacerlo como los colombianos habíamos aprendido.  Si luego se le podía adicionar tecnología , SRM, medidores de potencia, túnel de viento, pues bueno, ¿quién va a decir que no?

Además recuerde esto: La idea original también incluía un equipo continental con sede en Colombia (El Coldeportes – Claro), que fuera la base del equipo profesional europeo como en su momento fue Ryalcao postobón en Europa y el manzana postobón en Colombia. El equipo local competiría en América y Colombia, siempre con la visión de que formar ciclistas que con el tiempo pudieran llegar al ProContinental cuando se abrieran nuevos cupos, bien porque se iba a ampliar la plantilla, bien porque algún corredor se retirara o porque fuera fichado por otro equipo. El equipo local iba a ser filial del equipo de Europa, esa es una estructura de muchos equipos WT. Pero eso no está funcionando: hoy son dos equipos diferentes, cada uno por su lado.

¿En Coldeportes no han hecho algún llamado de atención?
Es probable, pero quién sabe qué disculpas dará Claudio, dirá que los ciclistas son muy malos, no entrenan, que están gordos, que son indisciplinados… ¿Cómo se va a echar la culpa él mismo? Coldeportes podría llamarlo y decirle “Hermano, los objetivos no se están cumpliendo, le podemos cancelar el contrato a usted, cambiemos a ver, cambiemos la manera porque llevamos tres años haciendo lo mismo y no pasa nada”. Y créame: yo le auguro el mismo futuro el próximo año.

¿Por qué?

El año pasado se criticó duramente que el equipo se “reforzara” con muchachos jóvenes mientras dejaban ir a los líderes a otros equipos, pero para el próximo año lleva muchachos más jóvenes y más inexpertos todavía, a encontrarse con ese mundo de leones que desde los 14 años corren en esas condiciones de clima. Los van a llevar a un matadero, de alguna manera. Si la Federación no hace un llamado, seremos espectadores de los triunfos de los demás, y no nos quedará más opción que tomarnos el trabajo de criticar unas u otras decisiones, matarnos publicando en twitter o en prensa cosas como “¿Por qué hacen eso y no lo otro?”  Pero nada de eso llega a oídos de Corti, porque él ya tiene la autonomía de hacer lo que quiera, porque es SU EQUIPO.
 

Trino de Pablo Arbeláez

 

Hace poco Róbinson Chalapud declaró que en el Team Colombia no se había sentido valorado.
Así irán haciendo todos.  Él fue uno de los corredores a los que le dijeron: “usted es muy malo”, y usted se dará cuenta que Chalapud el año entrante dará buenos resultados en Colombia, porque malo no es, es muy bueno. Si uno le decía al mánager “Me voy a Colombia a preparar el Giro”, él respondía “Pero te pagas tú mismo el pasaje”, eso ya es maltrato, uno se siente ofendido porque no estamos diciendo “déjeme ir a Colombia de vacaciones” sino “Déjeme ir a entrenar, a preparar la carrera más importante de la temporada”. Con seguridad si hubieran venido a entrenar en esta altura, este clima y a recargar la motivación al lado de la familia habrían tenido muchos mejores resultados.

¿Cómo ha visto a los otros corredores que salieron del equipo?
Les ha ido bien: Llegaron a Colombia Camacho, Suárez, Marentes, Forero, Laverde… y a todos les comenzó a ir mejor ¿por qué aquí sí rinden y en Europa no? ¿Por qué si es el mismo corredor? ¿Qué hace que aquí sí entrenen y rindan? De hecho les pagan menos aquí, pero están más felices.

¿Podrá explicarse por la diferencia de los controles que hay entre Europa y Colombia?
Yo sé que habrá malpensados que digan eso, que como aquí no hay controles antidoping eficaces entonces todos vuelan, pero si así fuera todos volarían y ese tampoco es el caso. Esa es la manera fácil de hablar, Yo no puedo decir cosas como esas porque me pueden demandar. Además, como dijo Bradley Wiggins cuando le cuestionaban el tour: “Para eso están los controles. Háganlos”.

Yo me reafirmo en esto: En Europa había semanas en las que no se podía entrenar a causa del frío. Se podía salir a rodar, a hacer bicicleta unas horas, pero eso no es entrenar, y así había que ir a competir el domingo en una clásica contra todos esos leones que sí están acostumbrados a entrenar en el frío. En cambio, los muchachos que han regresado sí han podido entrenar y están más motivados. ¿Qué pensará Claudio de eso si en la vuelta a Colombia la primera etapa la ganó Camacho, un corredor que le dijo de frente: “qué pena señor, yo con usted no corro más”?

¿Qué papel cumple la Federación en todo esto?
La Federación también debería intervenir. Ellos son responsables del crecimiento del ciclismo colombiano y Caudio Corti está entorpeciendo el proceso.

Muchas gracias por su tiempo y sus aclaraciones, Víctor Hugo, recuerde que La Ruta del Escarabajo tiene las puertas abiertas para ustedes los ciclistas.

Muchas gracias a ustedes, con mucho gusto seguiremos conversando

(Espere la segunda parte de esta entrevista)