Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Etapa 13: Hasta el último metro

VCol Final

Por: Eddy Jácome

Título en la agonía

 

No habían buenas caras entre los ciclistas en las últimas charlas pre-salida de la Vuelta a Colombia. Con toda razón porque la organización en lugar de diseñar un paseo de la victoria había dispuesto una temible etapa de media montaña, el clima presagiaba lo peor, ya eran dos semanas de correr a muerte y la Vuelta se jugaba en un puñado de segundos. El infierno hecho etapa.

De salida una fuga numerosa con representantes de todos los equipos influyentes, y por ende, con muchísimas opciones de tener éxito en la Plaza de Bolívar. Durante los casi 120 kms de tortuosa travesía hasta Tunja fueron dos los protagonistas: una lluvia que no daba tregua (8 grados centígrados) y Aldemar Reyes. El joven líder del Team Manzana que había visto derrumbadas su opciones de podio en el ascenso a La Línea recibía ordenes de jugar un “todo o nada” y se lanzaba a más de 100 kms de meta en busca de la hazaña contadorianaEse libreto no cambiaría hasta iniciar el circuito que hace unos meses le había entregado a Edwin Ávila la tricolor.

La escapada se vería reducida a 4 hombres: Wilson Marentes y Jonathan Paredes de EBSA, Rafael Montiel (Orgullo Paisa) y Brayan Ramirez (Movistar Team). La amplia diferencia les permitía iniciar los ataques temprano aunque la paridad era evidente, solo la superioridad numérica surtía efecto a favor de Marentes que celebraba a rabiar ante su afición. Atrás Oscar Sevilla tenía claro que la escasa ventaja del líder en la general se podía dar vuelta tan solo en los últimos dos kilómetros, Ortega trataba de anticipar en el muro de la Carrera 16, lograba una ventaja visible pero el destino era claro: en el camino a su primer Vuelta a Colombia tendría que sufrir los 100 mts más agonizantes de su vida, en cámara lenta, mientras Sevilla lo superaba y devoraba sus preciados segundos para saberse campeón solo cuando los comisarios así lo confirmaban.

Clasificaciones completas aquí.

Balance General

 

El estilo colombiano logró convertir un pésimo recorrido en una carrera emotiva e interesante en casi la totalidad de sus etapas. Combatividad en favoritos y en corredores de segunda o tercera línea hacían de un premio de cuarta categoría un espectáculo, incluso los descensos fueron decisivos. Mauricio Ortega fue de lejos el mejor escalador, lo ajustado de la clasificación general fue gracias a la ausencia de montaña decisiva y de su derroche de energías una vez lució la amarilla.

Los embalajes se vieron beneficiados por la correcta cantidad de etapas llanas, pero sobre todo por el alto nivel de sus protagonistas; un ex del World Tour como Lucas Haedo, Sebastian Molano que ha ganado “aquí y allá” además de Jairo Salas que es uno de los referentes a nivel nacional. Ojalá se de continuidad a esta relevancia para los hombres rápidos. Es lo menos que se puede esperar en el país que vio nacer a Fernando Gaviria.

La edad media del top 10 fue 28 años, una media bastante correcta para una vuelta por etapas. Si vamos a los nombres encontramos que en realidad los dominadores siguen siendo los mismos desde hace tiempo y sobre todo, son los que influencia esa media hacia arriba. Aquí merece una mención especial la aparición de Aldemar Reyes en esa parte de la tabla como única renovación entre quienes pueden darle un nuevo aire a la desgastada dinámica del pelotón nacional.

¿Por qué hicimos este cubrimiento especial?

La Ruta del Escarabajo ha sido el crítico número uno de la FCC y sus efectos sobre el ciclismo nacional. Hemos publicado numerosos análisis sobre los problemas graves del calendario nacional – incluida la Vuelta a Colombia – y demás aristas que giran en torno a él. Pero también se ha caracterizado por ser propositivo, por plantear alternativas o fórmulas para mejorar la situación lamentable que se vive. De allí que la intención de cubrir la carrera en moto, más allá de hacer énfasis en todo lo malo que ya hemos comentado y conocemos, era transmitir todas las bondades del ciclismo colombiano que sabíamos existían pero que nunca llegaban al aficionado. Olvidarnos de la Vuelta a Colombia sería el triunfo de quienes ahora la tienen en su peor momento histórico.

También debemos aclarar: si tuvimos una moto propia en carrera durante todo la etapa, en todas las etapas pero no bajo el nombre de La Ruta Del Escarabajo. Tuvimos que aliarnos con una de las empresas que invierten en la carrera para lograrlo pues ese permiso nos fue negado por parte de la FCC sin argumentación alguna, ese permiso se le concede única y exclusivamente a la Revista Mundo Ciclístico.