Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

La previa de los escarabajos: Giro de Italia sub 23

(Foto Federación Colombiana de Ciclismo)

Por @PaleoHidalgo

Del 9 al 15 de junio se disputará en el centro de Italia la versión número 40 del Giro de Italia sub 23, antiguamente conocido como bio-giro o baby Giro. Es una carrera que retorna tras 5 años de ausencia en el calendario y en la cual Colombia tendrá representación a través de una selección nacional. La prueba italiana trae gratos recuerdos al ciclismo colombiano de la última época, ya que fue ganada por Cayetano Sarmiento en el 2009 y Carlos Betancur en el 2010. Otros colombianos en el podio han sido Gonzalo Marín y Norberto Cáceres (segundo y tercero en 1974), Carlos Julio Siachoque (segundo en 1982), Eduard Beltrán (segundo en 2010) y Winner Anacona (segundo en 2011). Esta competencia ha tenido ganadores renombrados tales como Francesco Moser (1971), Piotr Ugrumov (1984), Marco Pantani (1992) y Danilo Di Luca (1998).

Participantes

En competencia habrá un total de 30 equipos (cada uno de 6 ciclistas), 18 locales y 12 extranjeros. La Selección Colombia estará compuesta por: Sergio Andrés Martínez (Sogamoso Ciudad Incluyente), Germán Chávez (Coldeportes Claro-Zenú), Cristian Camilo Muñoz (Coldeportes Claro-Zenú), Jhon Anderson Rodriguez (Delko-Marseille), Álvaro Hodeg (Coldeportes Claro-Zenú) y Wilmar Paredes (Team Manzana).

Martínez, Chaves y Muñoz son los llamados a liderar el equipo. Ocuparon las tres primeras casillas de la general en la pasada Vuelta de la Juventud. Además, Martínez y Chávez tienen buenos antecedentes en las pruebas contrarreloj. Cristian Muñoz, por su parte, es un corredor que ha tenido buenos resultados en la media y alta montaña; ha sido dos veces subcampeón de la Vuelta de la Juventud. En la última etapa de la reciente Vuelta de la Juventud podimos ver a Muñoz quedarse con la etapa en un exigente circuito sobre Tunja (referencia importante de cara a algunas de las etapas que afrontarán aquí).  Jhon Anderson Rodriguez es un ciclista que también ha tenido buenas prestaciones en la montaña. En el 2016 ganó una etapa del Tour de L’avenir con final en alto y este año logró un cuarto lugar en la etapa reina del Tour de Azerbaiyan (en un final muy similar al de la última etapa de la presente carrera). Álvaro Hodeg será el hombre encargado de los sprints. 3 victorias de etapa en la Vuelta a Chiriquí (2016) y una victoria en la Vuelta al Valle (2017), además del puesto 12 en la prueba de ruta sub-23 en el mundial de Doha, son las credenciales del ciclista monteriano. Wilmar Paredes posee una victoria de etapa en la Vuelta de la Juventud (2015); este año fue octavo en la etapa 4 para puncheurs en Circuit Cycliste Sarthe (2017) y presenta desempeños destacados en la media montaña. Podría sobresalir en las etapas con repechos cortos.

Además de los integrantes de la selección nacional, también estarán corriendo los colombianos Wilson Estiben Peña, del equipo GS-Maltinti Lamp, y Einer Augusto Rubio, Del Vejus-TMF.

Recorrido

La presente edición contará con un total de 956 kilómetros distribuidos en 7 etapas.

Etapa 1 Presenta 2 cotas montañosas, la última de ellas es la Cima Tre Monti (4 kms al 4%) Es una etapa diseñada para rodadores rápidos/sprinters.

Etapa 2 Consiste en un circuito movido sobre la comuna de Castellarano, el cual se recorrerá en 5 ocasiones. La dificultad del día estará en la cota de San Valentino, con 1800 m al 3.8% de promedio y rampas máximas del 12%.

Etapa 3 Esta es una jornada de media montaña, con ascensos de mediana longitud y algunos tramos con pendientes de doble dígito, una versión en miniatura de Lombardia. Monte Casale (7.3 km al 5.3%) y Monte Trebbio (6.1 km al 6.1%) serán las mayores dificultades, aunque el punto decisivo de la etapa podría ser Rocca delle Caminate, un muro de 4 kms y pendientes alrededor del 9-10% que se corona a 14 kms de la meta.

Etapa 4 Etapa plana, que no debería tener mayor dificultad para los ciclistas, excepción hecha de las curvas y rotondas múltiples que deberán afrontar, ya que la jornada se desarrollará sobre un trazado mayoritariamente urbano.

Etapa 5 Esta jornada estará dividida en dos semi-etapas, una en línea y una contrarreloj individual.  La Etapa 5a Es un sector corto pero complicado, en cuya segunda mitad los ciclistas deberán afrontar un circuito en la localidad de Osimo, con pendientes cortas pero empinadas, la segunda de las cuales (Osimo-Via Battisti, donde se localiza la meta) posee un tramo adoquinado con pendientes máximas del 18%.

Etapa 5b Crono corta con un repecho de 2700 metros al 5.4%. Importante ver cómo responden las piernas de los ciclistas tras haber afrontado el primer sector del día.

Etapa 6 De nuevo, una etapa en un circuito urbano cuyas dificultades principales estarán en Roccamontepiano (8 kms al 4.1%) y la cota de Casalincontrada, de 4 kms al 4% y una pendiente máxima del 15%. Jornada bastante adecuada para descubrir futuros clasicómanos, al igual que las etapas 2, 3 y la 5a.

Etapa 7 La jornada conclusiva de la carrera y la que definirá la general. El ascenso al Svolte di Popoli (8 kms al 5.5%) servirá a los ciclistas para preparar sus piernas ante el final que se les vendrá: Campo Imperatore, un puerto dividido en dos sectores: 22 kms de pendiente constante al 4-5%, rara vez superando el 6%; después de ello vendrá un descenso de 5 kms tras el cual lo ciclistas afrontarán la parte más dura, cerca de 8 kms al 7% con una pendiente máxima del 10%. Los últimos 3 kilómetros serán al 7.8%. Una etapa en la que los mejores escaladores tratarán de separar a aquellos ciclistas de perfil clasicómano que hayan sacado ventaja en las jornadas anteriores.