Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Inusual cierre de inscripciones en la Vuelta de la Juventud

(Por El Forastero)

El próximo lunes comienza la Vuelta de la Juventud (Oficialmente, Vuelta a Colombia Sub23).  Podría decirse que es la cita más importante del calendario para los corredores de esa categoría, pero es más exacto decir que es la única junto con el Campeonato nacional de Ruta, que es prueba de un día.

En un posterior artículo nos referiremos a la contradictoria realidad de ser un país protagonista de primer nivel en el concierto ciclístico internacional y al mismo tiempo un país sin un robusto calendario completo sub23 y sub20, así como al hecho de que la mayoría de los corredores tengan que pagar de su propio bolsillo los gastos de participación.   Por ahora quiero tocar el tema de la convocatoria a la edición 2014, que por la nueva normatividad ha dejado a varios equipos por fuera.

Vía Twitter, el club Monserrate (El club que formó a nuestros campeones Miguel Angel Rubiano, Jéssica Parra y Esteban Chaves, por mostrar solo tres ejemplos) nos hizo saber de esta situación, que está perjudicando a ocho clubes y más de 50 corredores

Para conocer la versión oficial nos remitimos a la página oficial de la Federación y allí encontramos esta circular:

Circular emitida por la Federación Colombiana de Ciclismo

Lo primero que llama la atención es que la Federación apele a restringir los cupos porque es norma de la UCI, y llama la atención porque, si bien es cierto que las pruebas UCI tienen un límite de 200 corredores en competencia, la Vuelta de la Juventud no es una prueba UCI que pertenezca al calendario continental.  De hecho, otras pruebas del calendario nacional han excedido esta cifra, recordemos la pasada Vuelta al Valle con sus 237 inscritos o una clásica de Anapoima con 274 inscritos.  La misma vuelta de la Juventud ha tenido en ediciones pasadas más de 200 participantes:

2011:  208 inscritos  (Ver Listado)
2012:  223 inscritos  (Ver Listado)
2013:  229 inscritos  (Ver Listado)

A pesar de esta laxitud con la norma en años anteriores, vamos a dar el beneficio de la duda a la Federación y apoyarla en su decisión de cumplir con normas internacionales.  Entonces surge el punto clave del presente artículo:  Si a todas luces van a haber más de 200 aspirantes a participar, ¿Cuál es el criterio para aceptar esas inscripciones?   Lo que se deriva de la circular oficial y de la respuesta a los clubes que se quedaron por fuera es que solo existe un criterio:  Llegar primero a la fila, como si fuera para comprar boletas, y eso no es para nada serio en un evento que tiene esta dimensión y trascendencia.

¿Dónde están los criterios deportivos?  ¿Dónde quedan los cupos regionales como en la vuelta al porvenir?

En todos los deportes, si un evento tiene un cupo de participación inferior al de número de aspirantes, se hacen eventos clasificatorios para ganarse el derecho a participar.  Ahí está el mundial de fútbol con sus eliminatorias continentales, los Grand Slam del Tenis con el ranking ATP, o los Juegos Olímpicos con sus marcas mínimas.  Los deportistas saben que para participar en el evento principal deben tener buenos resultados en otros eventos menores.  ¿Se imaginan un evento como el mundial de fútbol en el que los equipos participantes sean los que primero entreguen documentación como único requisito?  Pues así de absurdo es el criterio para esta vuelta a la Juventud.

El ciclismo colombiano está en crecimiento y no solamente en el nivel World Tour.  Con seguridad que los resultados de Rigo, Nairo, Arredondo y el resto de compatriotas en este giro hará que muchos niños y jóvenes quieran ser ciclistas y se inscriban a los clubes y las ligas.  El número de jóvenes corredores crecerá como la espuma y la Federación estará constantemente enfrentada a la avalancha de inscripciones para eventos a los que quiere poner un límite de 200 corredores.  ¿Se volverá a repetir la pifia de esta Vuelta a la Juventud?

Es hora de crear un calendario Sub23 con varias pruebas regionales, clasificatorias al evento principal, y esa es solo una de las muchas soluciones que hay que implementar.  Por lo pronto, esperamos que esta situación se solucione para los equipos afectados.  Estamos de acuerdo en que hay que cerrar la puerta en los 200 corredores, pero esta no es la manera ni el momento de cerrarla.