Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

La “mentecateada” de Unzué a Nairo antes de correr cada gran Vuelta

Nairo

Por @CarlosArturoDua

Luís Ocaña, Bernard Hinault y Chris Froome triunfaron en tres ocasiones en la Dauphiné Libéré; Jacques Anquetil, Miguel Induraín, Lance Armstrong y Bradley Wiggins lo hicieron dos veces y Eddy Merckx en un solo año. Incluso Cadel Evans fue subcampeón en cuatro oportunidades antes de ganar el Tour de Francia. Campeones del Tour, campeones de la Dauphiné; unidos como una cadena como el Télégraphe y el Galibier.

Esta relación entre ser ganador del hoy denominado Criterium du Dauphiné y un gran campeón del Tour de Francia está ausente en Nairo Quintana. Podría causar sorpresa pero el Aguilá de Boyacá solo ha corrido en una ocasión la Dauphiné: fue en 2012 y fue pletórico. Aprovechó el marcaje del grupo de favoritos y a sus 22 años dijo presente en el World Tour, en las faldas del Joux Plane no solo subiendo sino también en un descenso por una calzada estrecha en la que no le vieron los mejores bajadores del mundo. La victoria en Morzine llevó a que la prensa lo calificara como “Le digné heritier”. Desde entonces no ha vuelto.

En sus tres años en que ha preparado el Tour de Francia no ha pisado esta importante carrera francesa, ni el Tour de Suiza la otra competencia en la que la élite mundial prepara el Tour. Eusebio Unzué ha preferido que no corra nada antes de la Grand Boucle como en 2013 –cuando no sabía que tenía al mejor escalador del mundo en su equipo– y en 2015 y 2016 prefirió llevarlo a la Route Du Sud, una competencia francesa mediocre, sin exigencia ni competidores de alto nivel, de solo tres etapas, dos de ellas sin calidad. 

En 2014 cuando preparaba su primer Giro de Italia Unzué lo quiso llevar a la Vuelta a Asturias (como sucedió este año) y fue un intento fracasado por la intempestiva cancelación de la carrera. ¡Para que miren el nivel de esa competencia!

Podría decirse que es una estrategia de Unzué para mantener oculto a su ojito derecho. Pero las pésimas estrategias que toman en carrera me impiden aceptar que Unzué sepa planear algo bueno. Pareciera entonces que la dirección del Movistar desvalora a Nairo Quintana y le da un trato de mentecato, como si no pudiera encarar desde antes a sus rivales en las grandes vueltas que no son más de tres o cuatro.

Nairo2

Dicen que los años de competencia hacen que el músculo del fondista sea más liso, y que exija mayor preparación para prolongados esfuerzos como los que demanda una gran vuelta. Que sea esa la oportunidad para que la dirección del Movistar enmiende su error y confíe en Nairo Quintana.