Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

La última vez que Rigoberto Urán se puso un dorsal en Colombia

(Por Carlos Arturo Duarte Martínez)

El campeonato nacional de ciclismo en ruta no ha tenido relevancia en la tradición ciclista colombiana, contrario a países como Francia e Italia en donde vestir el pabellón nacional en el maillot es todo un honor y prestigio.

No lo fue durante la explosión de los escarabajos durante los años ochenta cuando empezó a disputarse la prueba –desde ese entonces el traje de honor del ciclista colombiano es el maillot à pois– , y nunca se ha visto en Europa salvo contadas excepciones

Federico Muñoz Fernández con el Maillot de campeón nacional de 1993 junto a Miguel Induraín. Foto Tomada de Facebook

Federico Muñoz Fernández con el Maillot de campeón nacional de 1993 junto a Miguel Induraín. Foto Tomada de Facebook

Walter Pedraza luciendo el maillot de campeón nacional cuando corría en el equipo Selle Italia – Serramenti

Tampoco ha sido interés de los equipos colombianos hasta la llegada de  “Pedaleamos por Colombia”, quien llevó a Europa al campeón Óscar Álvarez, y la estructura italiana que patrocina Coldeportes:

El Colombia es pasión en 2010, con Óscar Álvarez luciendo el maillot de campeón nacional . Foto tomada de Facebook

El Colombia es pasión en 2010, con Óscar Álvarez luciendo el maillot de campeón nacional . Foto tomada de Facebook

En años recientes la poca significación de esta prueba pasa por la inasistencia de los grandes nombres del ciclismo colombiano, pues las fechas en las que se disputa han coincidido con competencias europeas.

Sin embargo, la Federación Colombiana de Ciclismo, atendiendo las voces que ansían ver a los nuestros compitiendo por estas tierras y el tricolor colombiano disputando las competencias de primer nivel, ha corrido la fecha de los campeonatos nacionales de ciclismo del próximo año para el mes de febrero.

Rigoberto Urán ha confirmado su presencia. Habrá que esperar que autoricen a Nairo Quintana para que corra, porque muy bien se sabe que a Eusebio Unzué poco le gusta que los líderes de sus escuadras lleven el maillot de campeones nacionales, aunque por el pésimo recorrido existen pocas posibilidades de que Nairo gane la prueba de ruta.

La participación de nuestras estrellas en una carrera oficial es extraño: se trata de ciclistas que salieron del país muy jóvenes, sin correr una Vuelta a Colombia o un Clásico RCN siquiera (bananito lo hizo con 20 años, y por poco gana etapa). Además, las reglas de la UCI obstaculizan la participación de ellos en nuestras competencias aficionadas. En ese escenario, a los nuestros solo era posible verlos en encuentro ciclísticos recreativas organizados por periódicos o ellos mismos en los que no hay competencia.

Tan es así, que hace falta ser más que un seguidor de culto para recordar, por ejemplo, cuándo fue la última vez que Rigoberto Urán se puso un dorsal –entiéndase participar en una prueba con un lote de ciclistas que disputan el primer lugar– en tierras colombianas. Esta pregunta la lancé por twitter y sólo Víctor Mosso Roa, Comisario Nacional de Ciclismo, le atinó. Yo lo recuerdo por lo extraño que me pareció que un ciclista pro tour se fuera a correr la Vuelta al Norte de Santander –la cual no tiene continuidad, ni nadie la marca con rojo en el calendario ciclista colombiano– para ¡preparar un campeonato del mundo!

Fue en 2009, por la época en que Urán corría en el Caisse d’Epargne, a la edad de 22 años, pese a lo cual ya tenía acuestas unos juegos olímpicos, un Tour de Francia y algo tan extraño en Colombia como un podio en uno de los monumentos del ciclismo.

Quién sabe qué permiso debió tramitar Rigoberto Urán para participar en una prueba aficionada, pero lo hizo bajo el escaparate de un equipo patrocinado por el Trecolli Bono del Ciclismo (aunque compitió con el traje europeo). Lo cierto es que Rigoberto no sólo fue a estirar las piernas, pues en el circuito final atacó al pelotón a falta de 4 de las 11 vueltas pactadas en un circuito en Cúcuta para ganar la etapa con una ventaja de 29 segundos tras 88 kilómetros de recorrido (en la etapa con final en Pamplona ocupó el 5to lugar).

Rigoberto fugado en Cúcuta. Foto tomada de @DiegolClavijo

Rigoberto fugado en Cúcuta. Foto tomada de @DiegolClavijo

Esperamos que ver competir en Colombia a nuestros mejores ciclistas no sea cosa de una vez por año, lo cual exige mayor compromiso de la dirigencia nacional para tener pruebas ciclistas por lo menos HC o .1 (y después aspirar a organizar una para el circuito World tour).