Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Los escarabajos que han sido líderes en la Vuelta a España

Lucho

(Por Carlos A Duarte)

Desde la contrarreloj de Jerez de la Frontera los colombianos nos frotamos las manos a la espera que la camiseta roja que distingue a líder de la Clasificación General de la Vuelta a España caiga en manos de Nairo Quintana. Y sí éste llega a fallar y los europeos sueltan la patica, tenemos a Rigoberto Urán y a Esteban Chaves prestos para esa lid.

Pero al contrario de lo sucedido en el Giro de Italia de este año, no sería la primera vez que un escarabajo lidere la ronda ibérica. La relación el ciclismo colombiano con esta gran vuelta ha sido prolija: fue en la primera en donde un colombiano pisó el podio (Pacho Rodríguez, 3ro en 1985) y en la que más veces se ha repetido (Herrera, 1° en 1987, Fabio Parra 2° y Óscar de Jesús Vargas 3° en 1989); se cuentan 28 victorias parciales frente a 14 en el Tour de Francia y 19 en el Giro de Italia; y cuatro colombianos hasta ahora han sido líderes de la general. Sea esta una oportunidad de recordar sus nombres y cómo lograron esta gesta.



Lucho Herrera en 1987



No requiere mayor presentación. Fue dos veces líder en esta edición. La primera vez lo obtuvo en la afamada etapa 11 con final en los Lagos de Covadonga, la misma que este año Esteban Chaves se ha propuesto ganar. Este primer liderato lo lograría tras su 3er lugar en la sexta etapa con final en Andorra metiéndole importantes segundos a los líderes de  otros equipos –tras un excelente trabajo de Patrocinio Jiménez y Henry “Cebollita” Cárdenas, y merced a que Vicente Belda, 2°, le chupase rueda la mitad de la subida–, su 2° lugar en la séptima etapa con final en la estación de Cerler –siendo esta vez Belda 3°–, y a una inusitada primera semana calurosa.

Este primer liderato lo perdería ante Sean Kelly en la contrarreloj de Valladolid, recuperándolo al día siguiente tras el retiro del irlandés por un inoportuno forúnculo en la zona del periné que le hizo evadir el azote preparado por el de Fusagasugá. No volvería a soltar el liderato y hacía llegaría a Madrid el 15 de mayo.


Omar “el Zorro Hernández” en 1989

Clasificación general en la etapa 12


El Zorro para la Vuelta a España de 1989 acudía como gregario de Fabio Parra que era podio vigente del Tour de Francia. Pero en la etapa 5 con final en Ávila se metería en la fuga con Martín Farfán, que en ese entonces corría en el Café de Colombia, y el holandés Luc Suykerbuyk. El camino deparaba pasar por los puertos de La Hoya (3ra Cat.), Peña Negra (1ra Cat.), Serranillos (1ra Cat.) y Navalmoral (2da Cat.) que se coronaba a pocos kilómetros de la meta situada en el velódromo de la ciudad, el mismo que vio a Herrera recuperar el liderato dos años atrás. Martín Farfán se descolgó a su entrada (todos registraron el mismo tiempo) y el Zorro perdería el sprint. Pero esta fuga permitió que el Zorro Hernández se hiciera con el liderato de la prueba, con una ventaja de 53 segundos sobre Jesús Rodríguez Magro y 1’:08” sobre Peter Hilse, segundo y tercero respectivamente, y con 3’28 a Pedro Delgado y 3’:39” a Parra.

Defendió su liderato con pundonor, pero con el trascurrir de las etapas fue perdiendo su ventaja sobre los hombres fuertes de la general. Su equipo se lo esperaba y siempre tuvo sus esperanzas en Fabio Parra, quien finalmente su subcampeón en aquél año.


Finalmente, en la etapa 14 una cronoescalada de 24 kilometros a Valdezcaray –que en 1991 vería un nuevo 1°-2° de Fabio Parra y Lucho Herrera– perdería el liderato. El triunfo parcial correspondería a Pedro Delgado con un registro de 53’:22”, metiéndole 51” a Fabio Parra y 4’:32” a Omar Hernández, Pero el liderato no cayó en manos de Perico Delgado como todos esperaban.

En lo que respecta al Zorro, cabe destacar que tras su retiro del ciclismo se convirtió en un consumidor de alcohol, vicio y mujeres –lo que más le costó dejar–, y sobrevivió a un choque mortal, a una balacera con un taxista y a unos días preso. Para superarlo se hizo cristiano y retornó al deporte que lo había hecho famoso como director (Leer nota de prensa).

Martín Farfán en 1989

En aquella contrarreloj Farfán de improviso perdía 40” con Delgado, y así con una ventaja de 2” segundos sobre el vigente ganador del Tour de Francia cogía el liderato de esta Vuelta a España. Sin embargo, su exhibición sería resultado del dopaje y a sus 22 años daría positivo por pemolina, un derivado de las anfetaminas, tanto en la etapa 15 como en la 16  (Leer Nota de prensa).  En esta última etapa perdió el liderato, cayendo a la 4ta plaza de la general provisional.

Santiago Botero en 2001

En dos ocasiones y en dos días sería líder de la Vuelta a España gracias a sus prestaciones en la lucha individual contra el cronómetro. Siempre tuvo por costumbre correr la Vuelta a España tras disputar el Tour de Francia –salvo 2003, logrando las primeras veces importantes victorias parciales. En 2001 tras ser octavo en la Grand Boucle se presentó en Salamanca para una corta etapa de 12 kilómetros en contrarreloj individual, en la cual quedaría en la segunda posición a un mísero segundo del ganador David Millar (3ro sería Levi Leipheimer a 06”).


El día en que el mundo entero conoció a Osama Bin Laden Santiago obtenía el maillot dorado –con 4” de ventaja respecto a Millar– y tuvo pocas ganas de celebrar. En esta jornada ganada por Erik Zabel Botero entraría 12° a 16”, mientras que millar lo hizo a 21” en la posición 31. Pero pierde el liderato al día siguiente cuando se subió a Los Lagos de Covadonga, al llegar a 2’:36” de
JuanMi Mercado.


Dos días después se afronta una CRI de 44,2 kilómetros que gana Botero, lo cual lo aúpa nuevamente al primer lugar de la clasificación general teniendo una ventaja de 21 segundos sobre Sevilla. Al día siguiente Botero nuevamente se atraganta con la alta montaña y cede ante Joseba Beloki el liderato en el Alto de la Cruz de la Demanda, en donde gana el malogrado “Chava Jiménez”.


La Vuelta a España depararía otra victoria para Botero en la contrarreloj final de 38 kilómetros en Madrid, camino al Mundial de Lisboa en donde lograría una medalla de bronce en esta modalidad.