Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Mi balance del campeonato nacional

Foto de @John]amesUrrego

(Por Maria Alejandra Alarcón)
@Aleja_alarcon7

El pasado fin de semana se ha desarrollado en tierra antioqueña el campeonato nacional de ciclismo élite, que ha tenido una masiva participación de ciclistas y una multitudinaria asistencia de espectadores de todo el país. El evento resultó todo un éxito y al ser tal su magnitud merece un breve análisis acerca de algunos puntos importantes: 

1.  Sobre la organización en general.  A pesar de que yo soy de Boyacá y estoy en contra del manejo regionalista que se suele dar al ciclismo de Colombia, pienso que no se equivocaron al dejar en manos de Antioquia este evento en la magnitud que lo quería la Federación.  Sin duda, aventajan al resto de departamentos en la organización y la gestión de recursos para el deporte.  Para la muestra, miremos que tienen a la mayoría de equipos profesionales en el país: EPM-UNE-TIGO, Coldeportes-Claro, GW, Orgullo Antioqueño, Movistar Team Continental.

2. Sobre el recorrido y el calendario.  La altitud y las condiciones climáticas lo hicieron muy exigente, el kilometraje fue el apropiado para un evento como éste.  Si se quiere seguir la tendencia de hacerlos en los meses iniciales, hay que modificar el calendario nacional pues su kilometraje y ubicación no se adecúa al inicio y final de temporada del pelotón nacional.  La prueba se adaptaba más a los que corren en Europa, donde estos kilometrajes son habituales (los hay incluso mayores) y donde la anterior temporada terminó hace muchos meses, lo que les da a los ciclistas tiempo de descanso y preparación

3. Sobre el sitio de meta. Fue evidente que se falló con las vallas de protección. Si tenemos en cuenta la cantidad de público que quería ubicarse en ese lugar y la magnitud del evento, debió de haberse dispuesto de esos elementos por lo menos desde 500 metros de la llegada y no solo 100 como lo pudimos ver.  Eso permitió a varias personas atravesarse imprudentemente imprudentemente a los ciclistas, lo que causó una caída de ocho ciclistas en el sprint final, entre ellas Nairo Quintana.

4. Sobre el público y la afición. Fue un verdadero placer ver tanto público durante todo el recorrido, ciclistas profesionales y aficionados.  Realmente me sentí viendo una carrera europea, ¡lo que más me alegró fue ver tantas mujeres ciclistas!  Talento y ganas hay, solo hace falta promoción y apoyo al ciclismo femenino.

5. Sobre la transmisión de Teleantioquia. Solo pude ver la que se hizo en la contrarreloj, porque en la prueba en línea me encontraba acompañando la caravana.  Entiendo la crítica que hacen por la falta de conocimiento ciclístico de algunos periodistas, es cierto que hay personas mucho más capacitadas en el tema.  Sin embargo, encuentro más razones para resaltar la labor que han hecho: finalmente fue el único canal en transmitir este gran evento y han mejorado mucho en su labor (al menos visualmente).  Hay que apuntar más hacia críticas constructivas.

Jarlinson Pantano, uno de los corredores ProTour que participó. Foto de @douglasfugazi

6. Sobre la participación.  Sin duda, el mayor impacto que generó la realización de esta competencia fue la presencia de los ciclistas que corren el World Tour, continental profesional y continental de otros países; me parece magnífica su participación.  Para lograr que más corredores logren llegar a esos niveles y esos equipos, urge mejorar la infraestructura y el apoyo económico al ciclismo colombiano, desde las escuelas y clubes de formación hasta las ligas y los equipos.