Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Nairo y Rigo ante la hora de la verdad

PIC461482910

(Por Luis Álvaro Tovar)

Hasta ahora, cumplido algo más del primer tercio de este Giro 2014, Nairo Quintana no ha mostrado la calidad de superescalador evidenciada, en especial, en el Tour de Francia pasado. A esta altura del Giro está 1 minuto y 45 segundos debajo de Cadel Evans, actual líder de la carrera.

Se dice que el golpe sufrido en la etapa sexta con final en Montecassino le ha mermado su condición. Y él mismo apunta en esta dirección cuando afirma, finalizada la novena etapa terminada en Sestola, “He llegado con los favoritos, no he perdido tiempo. Una etapa más. Sin embargo, no tenía piernas y fue imposible seguir a Pozzovivo cuando él atacó. Él es muy fuerte en este tipo de subidas”.

Se dice también que su condición no es la mejor porque carece de ritmo de carrera, debido a la falta de competición previa al Giro. Esto último puede probarse –si se quiere- en declaraciones suyas dadas después de la sexta etapa (la de la caída) en las que dice que “mis piernas siguen cogiendo tono”. De la parte final de esta misma declaración se desprende también otro hecho importante que refleja que él si ha querido pero no ha podido. Esa parte dice “y ahora, esperar que las sensaciones sigan siendo buenas con la llegada de la montaña el sábado con una etapa ya dura de verdad”. Y lo ratifica después de la etapa anunciada (la que terminó en Montecopiolo, hasta ahora la más dura, 2600 m de desnivel acumulado) al afirmar que “las piernas no me iban bien. No sé por qué”.

Al presente, la verdad – independiente de sus causas – es que Nairo nos ha dejado a los amantes del ciclismo de ataque y a sus admiradores un mal sabor de boca y nos ha hecho sembrar dudas, que en comienzo no teníamos. Aquí en este blog yo escribí un artículo en el que afirmo que Nairo ganaría el Giro y que lo haría fácil y espléndidamente, y hoy no estoy seguro. Si Nairo no alcanza la condición de superescalador que posee, no se cumplirá mi optimista vaticinio.

En todo caso, sigo creyendo en él y digo que si todas las etapas programadas en el Giro se cumplen tal como fueron diseñadas y Nairo se presenta en condiciones óptimas puede tomarle a Evans -sin que éste se desmorone- más de cinco minutos. Pero se requieren –permítanme la insistencia- dos condiciones: que se cumplan las etapas tal cual y que Nairo sea Nairo.  En cambio, tres minutos pueden ser suficientes para Evans si una de las condiciones no se cumple, en particular la segunda.

La CRONO inicial de 41.9 Km a correrse este jueves 22 de mayo es importante, no tanto por saber cuánto le toma fulanito a zutanito, sino porque dará una idea del estado de forma de los aspirantes al título. Las primeras cronos antes de las etapas de montaña en las grandes vueltas sirven para saber cómo se encuentran físicamente los competidores. No importa si se es o no contrarrelojero. Por supuesto, el especialista tiene que presentar un resultado digno de su especialidad, pero el que no lo es debe estar por encima de sus limitaciones, o sea, sobrepasar sus expectativas; estar relativamente cerca de los especialistas. Entonces ojo con el resultado de esta CRONO. Nos dirá mucho del futuro de la carrera.

Es una CRONO exigente, con diversos terrenos, que requiere versatilidad y excelsa condición. En teoría, Evans debe superar a todos sus rivales inmediatos. Pero no se olvide que el australiano no es un especialista excepcional; en segundo lugar, téngase presente que corredor que quiera ganar el Giro tiene que hacer una muy buena CRONO. Y por tanto, Nairo y Rigo –los nuestros- deben estar bien, si a eso aspiran. De Rigo parece no haber duda. Incluso podría sorprender al australiano. De Nairo, no es claro. Si está para pelear el Giro no debe perder más de un minuto; Nairo ha demostrado no ser un mal contrarrelojero. Si pierde más de un minuto, mal síntoma y casi sentencia de muerte de su aspiración al cajón más alto del podio. Si pierde menos de 30”, casi seguro ganador.

En fin, antes de la gran montaña, esta CRONO dirá mucho. 

Rigo, por su parte, está bien. Segundo hoy a 58 segundos de la maglia rosa. Se le ve bien, está bien rodeado, tiene equipo, de lo que parece carecer Nairo. El reto para Rigo es lograr soltar a Cadel en la montaña dura, sin ser un superescaldor. Complicado. En teoría, no se ve sencillo, a menos que el austaraliano flaquee. Veremos.

En conclusión, quedan las etapas más difíciles y decisivas del Giro: seis etapas de mucha montaña (incluida la crono escalada) y una CRONO exigente, para ciclistas todo terreno.

Seis etapas, en donde las diferencias se abrirán enormemente. Al final del Giro, el quinto estará a más de siete minutos y el décimo a más de 15. Hoy el quinto está a 1 31 y el décimo a 1 49. En el papel cualquiera de los 40 primeros de la general a la fecha puede ser todavía TOP 10 y cualquiera de los 25 primeros TOP 5. Así pues, todo por decidirse. Ojalá la balanza la inclinen los nuestros.