Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Perfiles altimétricos de las etapas del Clásico RCN 2014

clasicorcn2014logo

(Por Asier Bilbao y Gustavo Duncan)

*Tras las ligeras variaciones entre el recorrido presentado a comienzos del pasado mes de agosto y el recorrido final del Clásico RCN, incluyendo como cambio más significativo la meta de la anteúltima etapa en el Salto del Tequendama, editamos y actualizamos esta entrada. Incluimos tambien la comparativa entre nuestras altimetrías de las etapas y las presentadas por los organizadores. 

 
Hace pocas fechas se hizo oficial el recorrido del Clásico RCN 2014, prueba que hace años dejó de ser realmente un “duelo de titanes” para pasar a ser una carrera de marcado carácter local. Culpa de la pobre o nula participación de equipos y corredores de cierto renombre internacional.
 
Podemos afirmar que los organizadores no se cansaron demasiado “craneando” las etapas y eligieron casi siempre la ruta más fácil a la hora de diseñarlas: usar el camino más directo y unir las localidades de salida y meta por las principales carreteras entre ellas. Por mucho que traten de vender las bondades del recorrido utilizando palabras grandilocuentes como “novedoso” e “inédito”, sobre todo a la hora de resaltar varias de las localidades de salida, muchas de las etapas son repetitivas respecto a años anteriores y otras carreras nacionales. Con ligeras variaciones, el recorrido global es similar al de la edición del 2012. Si comparamos las etapas podemos comprobar que para 2014 hay previstas varias que son idénticas (5ª y 6ª) o muy parecidas en su diseño (7ª y 8ª) a las de hace 2 años. También la crono final es de perfil quebrado.
 
No nos gusta nada que las primeras 5 etapas sean todas planas y sin ningún aliciente diferente al del embalaje final; como en los más aburridos Tours de Francia de los años de Jean Marie Leblanc. Quizás esto atraiga a equipos extranjeros. Pero aburre a los aficionados. Para romper la monotonía y buscar algo de variedad estos primeros días los organizadores podrían haber intentado poner alguna llegada en repecho y una crono individual plana.
 
La de Riohacha es una larga y calurosa etapa plana de ida hasta Mushaisa (la población de la mina de carbón El Cerrejón) y regreso por… ¡exactamente la misma carretera! Una resolución distinta al embalaje masivo sería una sorpresa. La de Santa Marta también podría tener un final diferente al embalaje masivo si hicieran un rodeo a la ciudad y subieran el alto entre El Rodadero y la bahía de Santa Marta, donde se coloca la meta.
 
La de Barranquilla estaría buenísima si vinieran a correr equipos holandeses o belgas, porque con el viento del mar podrían dinamitar el lote aunque la etapa tenga tan pocos kilómetros. Sin equipos que sepan manejarse cuando Eolo sopla por los laterales, para aprovecharlo y formar abanicos, nos parece una etapa más de relleno en el recorrido global. En los kilómetros finales se dan 10 vueltas a un circuito urbano por “la arenosa”. Luego se vienen dos calurosas etapas más, atravesando los departamento de Bolívar, Sucre y Córdoba, muy claras para los embaladores.
 
La de Ventanas es una buena primera etapa de montaña. Estaría perfecta si ya hubiera diferencias de tiempos entre los capos; para que alguno se arriesgue a atacar de lejos e intentar recuperar el tiempo perdido en la clasificación general. ¿Pero qué tiempo van a perder en 5 etapas planas? La de Chinchiná es una etapa de transición, aunque de comienzo se suba el alto de Minas por su vertiente norte, con final para embaladores de potencia. Sin salirse nunca de la carretera principal entre Medellín y Pereira, nos parece un desperdicio deportivo.
 
La 8ª fracción de Ibagué es la sempiterna de La Línea con meta en la capital tolimense. Esta etapa que vemos año tras año está pidiendo a gritos un final diferente para que el coloso andino vuelva a ser decisivo en la resolución de las carreras y recupere su aura mítica. Hablamos concretamente de situar la meta en Cajamarca. La siguiente etapa con final en el Salto del Tequendama es la primera realmente novedosa del recorrido, con los ascensos a los altos de El Triunfo por Viotá y el largo pero tendido Salto del Tequendama por Mesitas del Colegio.  A pesar de ser la única etapa con final en alto de todo el recorrido, las dificultades montañosas son muy suaves y no es probable que definan la clasificación general. ¿Quizás con la intención de “mantener la emoción” hasta la fracción cronometrada final?
 
La segunda y última novedad de la prueba es la crono individual entre las localidades sabaneras de Subachoque y Cajicá pasando por el fácil alto de Canica. Los ciclistas que estén disputando la general deberán usar, aparte de todas sus fuerzas, la táctica a la hora de planificar donde darlo todo y donde recuperar y guardar energías, y la técnica y la habilidad con la “cabra” para arañar segundos, o por lo menos no perderlos, en el descenso de Canica.
 

A pesar de estas críticas el recorrido nos parece mucho mejor y más equilibrado que el de la Vuelta a Colombia de este año; con tres variadas etapas de montaña y una crono técnica que dan chance a corredores completos y de fondo. Lástima de esos monotemáticos primeros 5 días. Y de la ausencia de una verdadera etapa de alta montaña, que bien pudiera haber sido el último sábado de carrera con el perfecto encadenado de la dupla San Miguel-Romeral. Como dato positivo a la hora de acercar el ciclismo a la gente podemos resaltar que este año el Clásico recorre hasta 12 departamentos; 6 de ellos de la Costa Caribe.

Lo que no podemos dejar de criticar (y ya son varios años en las mismas) son las muy deficientes altimetrías oficiales de las etapas. En pleno siglo XXI, y con las herramientas existentes hoy día en internet, podemos afirmar que son lamentables. Están tan mal hechas que ni guardan las debidas proporciones, ni en las distancias ni en las altitudes. Presentar estos gráficos en un trabajo o un examen de bachillerato le supondrían al autor llevarse a casa un 0 tan grande como la boca de un túnel. ¿Hasta cuando seguiran el Clásico RCN y la Vuelta a Colombia presentando altimetrías “antediluvianas”? Si necesitan ayuda para próximas ediciones no tienen más que pedirla. Con mucho gusto (y a un módico precio) estaremos encantados de colaborarles.

 
Las 10 fracciones de que consta el Clásico RCN están repartidas de la siguiente manera: 1 contra reloj individual, 2 etapas cortas (menos de 140km), 5 de media distancia y 2 largas (más de 200km).
 
– 1 CRI quebrada de media distancia.
– 5 etapas planas.
– 1 etapa de perfil quebrado.
– 3 etapas de montaña, 1 con final en alto: Salto del Tequendama (1ª).
 
Distancia total: 1508 kilómetros.
CR-Individual: 24.8 kilómetros.
 
Puertos y altos de montaña: 12
Categoría Especial: 2
1ª categoría: 1
2ª categoría: 5
3ª categoría: 4
Los siguientes son los perfiles de las etapas. A la izquierda los de Altimetrías de Colombia (mucho más fieles a la realidad) y a la derechalos oficiales. Las catalogaciones que ponemos en nuestras altimetrías son más cercanas a la dificultad real de los altos. El Salto del Tequendama por Mesitas del Colegio es un tendido alto de 1ª categoría. Para nada es un Fuera de Categoría como lo cataloga la organización. Lo mismo podemos decir de Canica por Subachoque, que no es un 2ª categoría, sino un suave alto de 3ª. Para ver las altimetrías ampliadas pueden clicar encima de ellas.
 
 
Viernes 26 – 1ª Etapa: Riohacha – Riohacha  / 201 Km

Plano

 1
 
 
Sábado 27  – 2ª Etapa: Riohacha – Santa Marta / 163 Km
Plano: Boquerón (3ª)
 1
 
Domingo 28 – 3ª Etapa: Santa Marta – Barranquilla / 135 Km
Plano: Ziruma (3ª)
 q
 
Lunes 29 – 4ª Etapa: Barranquilla – Carmen de Bolívar / 159 Km
Plano
 q
 
Martes 30 – 5ª Etapa: Sincelejo – Montería / 119 Km
Plano
 q
 
Miércoles 1 – 6ª Etapa: Caucasia – Santa Rosa de Osos / 212 Km
Montaña: Ventanas (Cat. Especial), Mina Vieja (2ª), Promoventas (2ª)
q 
 
Jueves 2 – 7ª Etapa: Caldas  – Chinchiná / 159 Km

Quebrado: Minas (2ª)

q 
 
Viernes 3 – 8ª Etapa: Chinchiná – Ibagué / 166 Km

Montaña: El Roble (2ª), La Línea (Cat. Especial), Boquerón de Ibagué (3ª)

q 
 
 
Sábado 4 – 9ª Etapa: Ibagué – Salto del Tequendama / 169 Km
Montaña: El Triunfo (2ª), Salto del Tequendama (1ª)
 q
 
Domingo 5 – 10ª Etapa: Subachoque – Cajicá / 24.8 Km
Contra Reloj Individual: Canica (3ª)
q