Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Premios “Como Una Moto” 2015

(Fotomontaje de @faustocoppi60)

Por @faustocoppi60 autor del blog Subiendo como una moto:

La segunda edición de los premios “Subiendo como una moto” de mi blog ya está aquí: Las 10 escaladas más impresionantes del 2015

10º. Rafal Valls on Jabal Al Akhdar (Green Mountain), etapa 4 del Tour of Oman.

  Un nivel asombroso en febrero y un nivel asombroso de Valls. Ha sido definitivamente la mejor actuación de Valls en su vida, nada anterior se parece a esto.  Ojalá pueda lograr ese nivel nuevamente en su carrera, ¿cierto?

. Aru, Contador & Porte en Abetone, etapa 5 del Giro de Italia

No hay sorpresas, fueron muy rápidos y estaban relativamente frescos:  Etapa 5, con todas las armas cargadas.  El ataque de contador (Un minuto a full gas) y el sprint final estuvieron fuera de este mundo.  Un típico “Subiendo como una moto”

. Christopher Froome en Col du Soudet (Pierre-Saint-Martin), etapa 10 del Tour de Francia

Esperen, ¿Solamente octavo?  Sí, el promedio lo hace más grande de lo que en realidad es, porque aunque fue una gran actuación, ocurrió muy temprano en la carrera, en una etapa más bien corta sin otras dificultades montañosas y después de un día de descanso.

. Christopher Froome en Le Bettex, etapa 7 del Criterium de Dauphine

Me atrevería a decir que solamente durante el Tour 2013 subió aún más rápido.  Impresionante el ritmo de todo el equipo Sky.  Antes de Bettex, Froomey y otros 10 corredores subieron Cote des Amerands a un paso asustador: 18km/h en rampas del 11%, durante más de 9 minutos.

. Diego Rosa en Superga, Milano-Torino

Después de una durísima temporada como gregario, aún le quedaban unos cuantos vatios para esto. Iba volando.  Y no solo el ascenso final a superga fue estratosférico, el primer paso por allí fue super rápido también.  La actuación de Rosa en Superga está al mismo nivel que la de Iban Mayo en Urkiola (Carrera de un día en 2006)

. Victor de la Parte en Kitzbuheler Horn, etapa 6 del Tour de Austria

Con seguridad, el más grande “En tu cara” de la temporada.  Un Ricardo Ricco volando no pudo batir el tiempo de Rohregger en 2010, pero el buen Víctor pudo ¡Con el Grossglockner en el camino!  ¡Vaya bestia!

. Cabalgata de Vincenzo Nibali a través de La Toussuire, etapa 19 del Tour de Francia

En la misma categoría que las memorables exhibiciones de Richard Virenque y Michael Rasmussen. Nibali atacó además en la primera subida del día, Col du Chaussy, sin que le haya hecho merma en su velocidad en La Toussuire.  Super Stamina!

. Richie Porte en Willunga Hill, etapa 5 del Tour Down Under

una de las poquísimas actuaciones de los últimos 10 años con valores similares a los de los 90s.  El viento de cola indudablemente ayudó a Porte, sin embargo, ese viento ha soplado los últimos años sin que otros corredores hayan logrado subir tan rápido.  Pienso que este nuevo record en Willunga Hill pasará mucho tiempo sin ser batido.  Ni siquiera el propio Richie Porte logrará subir tan rápido otra vez.

. Rodriguez y Aru en Ermita de Alba, etapa 16 de Vuelta a España

 a una tremenda veocidad en las últimas tres subidas del día.  Siendo esta etapa la última de un duro bloque, la elevada velocidad fue más bien sorpresiva.  Las distancias en meta fueron cortas, así que hablamos de una soberbia actuación del grupo.  El Alto del Cordal subido por 40 corredores (!!) a más de 26 km/h dice mucho acerca del estado de forma del pelotón.  Antes de 1993, algo así era impensable.

. Nairo Quintana en Alpe d’Huez, etapa 20 del Tour de France:  (39:22) Previamente imponiendo récord en la Croix de Fer

El nivel general de escalada en la temporada 2015 es, sin ninguna duda, una de las más altas observadas desde 2006.  Desde enero (Willunga Hill) hasta octubre (Superga), la velocidad de subida constantemente alcanzó valores asombrosos.  Durante este periodo de tiempo, no menos de 10 (!) nuevos récords fueron establecidos.  Una buena cosecha, con seguridad.

El más llamativo (y fascinante) evento de la temporada fue el enorme crecimiento de prestaciones visto en pequeñas carreras, especialmente fuera del World Tour.  No hubo un retorno a las velocidades previas a 2007, pero sí hubo un impulso en el desempeño hecho en pequeñas carreras, sin importar su país ni su continente.  Mientras los premios “Subiendo como una moto” del año pasado  tuvieron solamente un desempeño realizado en una carrera pequeña (Tom Danielson en Tour de Utah), este año hay cuatro.  Será interesante ver si esta aterradora tendencia al alza seguirá creciendo en 2016 o no.

Las otras seis presentaciones de este top 10 fueron realizadas, como era esperado, en las carreras más importantes del mundo por los mejores escaladores del mundo.  La primera gran vuelta del año, El Giro de Italia, entregó un solo galardón, que sin embargo no cuenta la historia completa.  Ha sido quizá la más dura cabalgada en grandes vueltas de la era moderna.  Y diferentes cosas afectaron el desempeño de los mejores escaladores de la carrera:  La enfermedad de Aru, guardando energía para contador y con las tácticas defensivas del equipo para Landa.  El vasco fue no solo la revelación escaladora del giro, sino de la temporada completa.

La Vuelta a España fue, como siempre, una carrera muy abierta y llena de sorpresaas. Con excepción de la etapa de Ermita de Alba, las velocidades de escalada logradas estuvieron al mismo nivel visto en 2006.  Esteban Chaves y Tom Dumoulin emergieron como nuevos aspirantes a grandes vueltas mientras Purito Rodríguez, Majka, Quintana y Aru probaron su clase escaladora una vez más.  La carrera fue ganada no necesariamente por el corredor más fuerte sino por el equipo más fuerte.   El AStana 2015 del Giro y La Vuelta fue, en mi opinión, uno de los equipos más poderosos y dominantes  en montaña de los últimos 20 años.

Sin embargo, fue la carrera más grande, el Tour de Francia, el que nos entregó nada más ni nada menos que tres de las diez grandes performance de la temporada.  Al igual que en 2013, Froome dominó el primer bloque montañoso, aplastando sus rivales, pero al igual que hace dos años, se mostró un poco más lento en la última semana, pero suficientemente rápido como para ganar su segundo Tour.  Por otra parte, su archirival Nairo Quintana, mostró de nuevo su extraordinario poder de recuperación, mejorando a medida que la carrera avanzaba.  La prueba definitiva llegó en la etapa 20, cuando Nairo impuso la subida más rápida al Alpe D’Huez desde 2006 y la vigésimo tercera de todos los tiempos, también rompió el registro en la Croix de Fer con un tiempo arrollador.  Por estas razones, considero ésta la más impresionante actuación escaladora de 2015.

 Enhorabuena, Nairo!