Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Sobre la Federación

Por: Eddy Jácome

@eddyjacome

Últimamente la Federación Colombiana de Ciclismo ha dado mucho de que hablar, sobre diversos temas y a través de medios variados, incluida una extensa entrevista que nuestro portal le hizo a su presidente.  He aquí  una opinión sobre el actuar del ente rector de nuestro pedalismo.

Algunas luces

Que tengamos un apartado para las cosas positivas de la FCC ya es un avance de por si. En años anteriores se trataba de un ente invisible, que solo se dejaba notar por su ausencia en todos los campos del ciclismo en los que podían aportar. Pues bien, a pesar de que lo a continuación resaltado son pretensiones o anuncios y no hechos, es una diferencia marcada con administraciones predecesoras.

Teniendo en cuenta las declaraciones del último presidente, en las cuales descartaba de manera clara la lucha anti-dopaje como una de sus prioridades, tenemos entonces la actual postura de “cero tolerancia” como lo más destacable. Una mayor cantidad de controles, cubrir por completo el calendario élite colombiano y aumentar la cantidad de controles sanguíneos, son apuestas fundamentales. Pero sin duda, lo que tendría un mayor impacto en caso de concretarse, serían los anuncios en una lista pública de resultados adversos y la implementación de controles fuera de competencia.

La FCC nos ha confirmado un acuerdo con Coldeportes para que en ciclismo se lleven a cabo controles fuera de competencia, es decir, sacarnos de los 90s y ponernos un poco más cerca de la actualidad metodológica que busca eliminar el camino corto al éxito. Ahora bien, la más importante de todas es la masificación de la información, un ataque directo a quienes imponen la ley del silencio en Colombia muy a pesar de su “amor eterno” por este deporte. Un listado idéntico a aquel que implementa la UCI (Listado), el cual incluye un historial de los casos de dopaje que se van presentando y que más allá de divulgar nombres de ciclistas, cumple una función que para nuestro caso resulta vital: atar cabos sueltos. El culpable debe pagar, si, pero en la búsqueda de la transparencia se hace necesario identificar las estructuras deportivas que fomentan el dopaje, que las tenemos, pero que a través de los años han resultado indemnes gracias a que esta información no traspasa las barreras del pequeño círculo interesado en que todo siga igual, porque así les ha sido beneficiosos desde siempre.
Actualmente existen dos casos en proceso de sanción, dos nombres grandes y uno de los cuales utilizó la misma sustancia por la que dio positivo Maria Luisa Calle, estos deberían ser los primeros en aparecer en el listado. Todas estas nuevas reglamentaciones tendrán que entrar en efecto para el primer semestre del presente año, de no ser así, sabremos que el poder de estas mafias superan incluso al presidente de la FCC.

Aunque no ha sido entregada al detalle, la reorganización del calendario local, con una categorización y ranking respectivos promete mucho. Se ha visto como aplicaciones similares en Francia e Italia han logrado efectos sobre la percepción del ciclismo en sus naciones como una disciplina bien organizada y que le permite al aficionado interactuar mucho más con sus ciclistas, hacer un seguimiento especialmente a través de los rankings.

Los lastres de siempre

La improvisación sigue a la orden del día. La preparación para los Juegos Olímpicos de Río sigue sin ser la que se espera, teniendo en cuenta que son disciplinas con fuertes aspiraciones a conseguir medallas. Lo integrantes de la selección de pista tuvieron que quejarse públicamente para lograr que los llevaran a entrenar adecuadamente, pues la incomprensible extensión del tiempo de cierre en el velódromo de Medellín parecía excusa suficiente para tenerlos preparándose sobre asfalto. Ni que decir de los ruteros, la ventana de la pretemporada se cerró y ya todos se encuentran de lleno con sus equipos. Será prácticamente imposible reunir a los Quintana, Urán, Chaves, López y demás posibles integrantes en una concentración con reconocimiento del recorrido de la ruta en Parc Flamengo que además de ser muy duro, tiene descensos muy técnicos. La poderosísima “tercera federación del mundo” no logró lo que si pudieron entre otras, la eslovaca. Se cae de su propio peso.

El último estrago de esta marcada falta de programación se vio en los fallidos campeonatos nacionales. Era el  soñado día de ciclismo para los aficionados, ciclistas y medios; por fin, los mejores allá contra los mejores de acá en un recorrido propicio para el espectáculo, para que el más fuerte resultara vencedor. Pero de manera imprevista, mientras se celebraba el triunfo en San Luis se paso del idilio a la pesadilla, principalmente para todos lo que si trabajan basados en la proyección, para los que tenían ya una inversión hecha en pro de hacer un gran trabajo en este magno evento. La FCC fue incapaz de cumplir con una sede elegida hace más de seis meses, aunque bajo su visión todo es simple: “aplazamos quince días y ya no pasa nada que igual viene Nairo”.

Aún lejos de dar la talla

Si bien se presenta una mejoría respecto a lo acostumbrado en la última década, entre los ciclistas y su federación sigue existiendo un diferencia exagerada. Mientras los escarabajos siguen superándose en cantidad y calidad al máximo nivel, los dirigentes como en el caso de los campeonatos nacionales parece que retroceden. Hará falta mucho trabajo en la FCC para que puedan sacar pecho por los logros de sus deportistas afiliados sin que, de las puertas de sus oficinas hacia afuera, se desencadene un sentimiento de repudio generalizado.