Blog de ciclismo colombiano | La Ruta del Escarabajo
Síganos en redes sociales

Adiós Copa Mundo ¡Bienvenido WT Femenino!

UCIWWT_logo

Por: Natalia Santamaría

@nsantam

El 5 de marzo de 2016 se escribirá una página importantísima en la historia del ciclismo profesional femenino, la Strade Bianche servirá de inauguración del World Tour Femenino (WWT por sus siglas en Inglés). Estamos todavía lejos de tener igualdad en términos profesionales con el pelotón masculino, la diferencia de salarios y premios sigue quedando en el tintero, pero la esperanza es que el WWT sirva para llegar allá. Ojalá. Que sea éste el primer paso.

Antes de arrancar con el 2016 quisiera despedir al 2015, porque como dice la canción, el año viejo nos dejó cosas muy buenas.

 

En el 2015

Vimos brillar a Lizzie Armitstead al coronarse como campeona de la última Copa Mundo Femenina de Ruta y adueñarse del arcoiris en Richmond. Por unos meses Pauline Ferrand-Prévot fue la campeona mundial de ruta, montaña (cross country) y ciclocross (sin embargo el tricampeonato no le alcanzó para ganarse el título de ciclista del año en su país). Jolien D’Hoore, Megan Guarnier y Anna van der Breggen nos mostraron su potencial refrescando esa lista de “las favoritas de siempre”, en la que faltó ver a Marianne Vos gracias a una lesión por exceso de entrenamiento. Mayuko Hagiwara le dio el primer triunfo de etapa en el Giro Rosa al Japón, y Richmond vio a la primera mujer de Rwanda competir en unos mundiales de ciclismo de ruta, Jeanne D’Arc Girubuntu.

Tuvimos a Serika Guluma, Laura Lozano, Jessenia Meneses, Natalia Muñoz, Jessica Parra, Rocío Parrado, Diana Peñuela y Andreina Rivera compitiendo con la élite femenina en Europa y Estados Unidos. Ocho. Guarden ese número en la memoria como punto de referencia para el futuro.

En el 2015 La Strade Bianche llegó al calendario de competencias femeninas. La versión femenina de la Eroica nos puso a soñar con el año en que el pelotón femenino compita en todos los monumentos y las clásicas de primavera. En Colombia también estrenamos carrera femenina, la Vuelta Femenina al Oriente Antioqueño, planeada y organizada exclusivamente para mujeres. Al pelotón femenino nacional le tocó el turno de ser el protagonista de una carrera y no el telonero del pelotón masculino. Soplan brisas de cambio, que son bien recibidas, pero necesitamos vientos.

Vi con satisfacción que aficionados y periodistas al ciclismo masculino, empezaron a exigir respeto e igualdad para el pelotón femenino.  Ellos suman un papá, familiar, amigo y conocido que no le va a decir a una niña o mujer que el ciclismo profesional (o cualquier otro deporte) es exclusivo de los hombres. No es fácil domar la mentalidad machista con la que venimos preprogramados de manera que los celebro, y les doy las mil gracias por no cortarnos las alas, nadie tiene derecho a limitarnos con estereotipos de debilidad e incapacidad. Después de todo estamos en el 2016.

Yo quisiera terminar aquí y que el punto final del 2015 sea uno alegre. Pero me y los estaría, como decimos, auto y goleando. El 2015 encendió una luz amarilla de alarma y nos dejó una advertencia (en Colombia, la luz no es amarilla si no roja gracias a los tres casos positivos de ciclistas colombianas en Panamericanos, Vuelta a Costa Rica y GFNY). Tristemente el dopaje que tanto daño le hizo al pelotón WT masculino está rondando el que será el pelotón WT femenino. Debido a que los recursos de los equipos femeninos son mucho menores, ellas no tienen el pasaporte biológico de los hombres del WT. La UCI (y no los equipos) financia actualmente las pruebas fuera de competencia para ellas, y trata de hacerlo bien, pero esos esfuerzos se están quedando cortos en cantidad y variedad. Ya varias ciclistas han dicho que no son suficientes; tal vez la voz más sonora fue la de la misma Lizzie Armitstead cuando trinó su frustración en agosto, porque los controles practicamente se los estaban haciendo solo a ella.

Nos quedará esperar para ver si el pelotón femenino aprendió las lecciones del pelotón masculino y evitará el camino de la famosa omertà. La UCI tiene un canal para denuncias que al parecer se está usando a la hora de decidir a quién apuntarle con los controles. Pero más allá de dejarle toda la tarea a la UCI, se necesita un compromiso de ellas y de los equipos con el juego limpio. Fin de la diatriba.

Si les interesa adelantar el cuaderno con lo que vimos en el 2015, sigan con confianza al foro de ciclismo femenino.

Tomada en Richmond2015 Foto: Bettini para Road Bike Action

Tomada en Richmond2015  Foto: Bettini para Road Bike Action

Para El 2016

Tendremos el siguiente calendario de carreras WWT (noten como brillan por la ausencia los países de USA para arriba y de USA para abajo en el continente Americano):

Strade Bianche (ITA)  5 de marzo
WWT Ronde van Drenthe (NED) 12 de marzo
Trofeo Alfredo Binda (ITA) 20 de marzo
Gent-Wevelgem (BEL) 27 de marzo
Ronde van Vlaanderen/Tour de Flandes (BEL) 3 de abril
La Flèche Wallone Féminine (BEL) 20 de abril
Tour of Chongming Island (CHN) 6 al 8 de mayo
Amgen Tour of California (USA) 19 al 22 de mayo
Philadelphia International Cycling Classic (USA) 5 de junio
Aviva Women’s Tour (GBR) 15 al 19 de junio
Giro d’Italia Internazionale Femminile/Giro Rosa (ITA) 1 al 10 de julio
La Course (FRA) 24 de julio
Prudential Ride London (GBR) 30 de julio
Crescent Vargarda UCI Women’s WorldTour (SWE) 19 de agosto
Crescent Vargarda UCI Women’s WorldTour TTT (SWE) 21 de agosto
GP de Plouay-Bretagne (FRA) 27 de agosto
La Madrid Challenge (SPA) 11 de septiembre

A excepción del Sparkassen Giro en Alemania todas las carreras de la Copa Mundo UCI de Ruta Femenina fueron heredadas a el WWT, con 7 adiciones que incluyen las carreras por etapas más importantes del calendario femenino. Esto es un buen comienzo. Esperemos que esa tabla se fortalezca y crezca.

De acuerdo con los lineamientos publicados por la UCI, los primeros 15 equipos del ranking tendrán invitación automática a las carreras por etapas del WWT, y los primeros 20 a las carreras WWT de un día (con la posibilidad de que los organizadores hagan invitaciones adicionales). Entre esos grupos, de acuerdo al último archivo publicado por la UCI en noviembre del año pasado, solo está el UHC de Diana Peñuela en la posición 10. El S.C Michela Fanini de Laura Lozano está en la posición 23, el Aromitalia Vaiano de Serika Guluma y Jessica Parra en la posición 25, el Itau Shimano Ladies Power de Jessenia Meneses, Rocío Parrado en la posición 29 y el Bizkaia-Durango de Andreina Rivera en la 33.  Sin embargo esos puestos pueden cambiar una vez el ranking se actualice con las transferencias. El nuevo ranking debe salir antes de que se acabe enero (o al menos eso nos prometieron).

Junto con el WWT, el evento más esperado del 2016, será la carrera la de los Juegos Olímpicos en Rio el 7 de agosto. Es el objetivo de la temporada para muchas de “las duras”. Marianne Vos que estará de vuelta en la ruta, después de un recreo forzoso de recuperación, espera recobrar su nivel competitivo y defender el oro. Mientras tanto el espectáculo vendrá cortesía de la caza de puntos y la pelea para ser convocadas a los seleccionados nacionales para Rio2016.

 Tomada en la Strade Bianche Femenina 2015 Foto: Sean Robinson - Velofocus

Megan Guarnier vence en la Strade Bianche 2015  Foto: Sean Robinson – Velofocus

El calendario completo de carreras femeninas avaladas por la UCI para el 2016 está aquí.

En cuanto al pelotón nacional, un anuncio que me llegó al alma fue el de la Vuelta a Colombia Femenina programada para octubre de 2016. La Vuelta a Colombia es el evento más importante en el calendario de ruta masculino nacional y, para mal o para bien, a través de los años se ha convertido en parte del ADN del ciclismo colombiano. Fue refrescante ver que no iba a seguir siendo un evento exclusivo para los hombres.  Pero la fiesta me duró hasta que la Federación publicó los calendarios nacionales de competencia, y resultó que la Vuelta a Colombia Femenina era el nuevo nombre del Tour Femenino y no una carrera nueva. En serio ¿Hasta cuando les van a seguir mamando gallo? Un calendario nacional no puede tener solamente 3 carreras.

Será prender dos veladoras este año. Una para que nuestros dirigentes toman a nuestras ciclistas en serio. Que nuestras niñas vean que la belleza de una mujer no está solo en su figura, si no también en su fortaleza física y mental. Y la otra para que el pelotón femenino nacional sea capaz de decirle yo no tomo a la nefasta barra libre, que al parecer, se nos está convirtiendo en la santa patrona del lote masculino. Que no se hagan -o se dejen hacer- ese mal (tarde o temprano el cuerpo pasa la factura) y de paso nos dañen la ilusión.  Queremos y necesitamos juego limpio.

Comparado esfuerzos con años pasados, esta temporada tuvimos mejor cubrimiento y fue más fácil seguir la mayoría de las carreras. Parece que esa tendencia se mantendrá en el 2016 porque el WWT llegó con requisitos de difusión.  Entonces a recargar la batería y alistarse para la primavera. No vayan a faltar a esa cita con la historia el sábado 5 de marzo de 2016.